Juan Marín

¿Qué es un voto útil?

No es aquel que sirve para formar un Gobierno, de azules o rojos, o morados o naranjas, sino el que sirve para que las cosas cambien.

QUÉ es un voto útil? Todos los partidos pugnan por hacer creer a sus votantes que sus votos son más útiles que los de los demás y sus argumentos son que un voto útil es aquel que consigue que un partido pueda gobernar. Pero ya hemos visto muchas veces que gobernar no significa propiciar cambios para que los ciudadanos se beneficien de ellos. Durante 35 años hemos vivido en Andalucía como el PSOE nos pedía el voto útil para seguir gobernando con sus políticas de siempre mientras el PP pregonaba que su voto era más útil por el simple hecho de cambiar Andalucía de color.

Por eso creo que realmente el voto útil no es aquel que sirve para formar un Gobierno, de azules o rojos, o morados o naranjas, sino el que sirve para que las cosas cambien y eso ha ocurrido en Andalucía esta semana gracias a un partido que sin estar en el Gobierno, con sólo nueve diputados, ha conseguido que una pequeña pero a la vez gran transformación.

Porque ahora el PSOE se arrogará el mérito, y el PP dirá que es insuficiente, pero el hecho de que a partir de ahora los andaluces tengan un impuesto de Sucesiones y Donaciones más justo es gracias a Ciudadanos, que desoyó a aquellos que decían que los grupos de trabajo en el Parlamento andaluz no valían para nada. Desde luego que no valían para nada, hasta ahora. Pero ahora sí valen, para armonizar el impuesto de Sucesiones y para otras muchas cosas que se irán viendo a lo largo de la legislatura.

Porque cuando apoyamos a la señora Susana Díaz en su investidura ya dijimos que no queríamos sillones, pero que no era un cheque en blanco, que queríamos cambios, y esos cambios se están produciendo. Primero con la bajada de dos puntos del IRPF, y con nuevas partidas para autónomos, y con más dinero para sanidad y educación, y ahora con una bajada del impuesto de Sucesiones y Donaciones que va a permitir que muchos andaluces puedan aceptar las herencias de sus padres, sin verse obligados a renunciar a ellas por no poder hacer frente a sus obligaciones fiscales. Y que muchos agricultores puedan continuar con las explotaciones de su familia que hasta ahora tenían que abandonar por no poder pagar los impuestos que suponía heredar.

Porque por mucho que algunos intenten o colgarse la medalla, o desmerecer o conseguido, Ciudadanos ha vuelto a hacer historia en materia fiscal en Andalucía, consiguiendo lo que ni gobierno ni oposición han logrado en 35 años de complacencia e inmovilismo. Porque, ¿quién le impidió al PSOE bajar este impuesto en sus numerosos gobiernos de mayoría absoluta? Y el PP, ¿por qué no tomó la decisión de armonizar el impuesto en toda España mientras tenía el respaldo mayoritario de los españoles?

La respuesta es sencilla, porque nunca ha habido voluntad política de hacerlo y nosotros los hemos desenmascarado y lo que es mucho más importante hemos vuelto a ser útiles a los andaluces que es lo que realmente nos importa. Nos importa que a partir de ahora una herencia de 250.000 euros por la que antes se pagaban 38.875 euros de impuestos, ahora, gracias a Ciudadanos, no se pagará nada.

Lo que nos importa es que el campo andaluz se ha liberado casi por completo de este impuesto que le asfixiaba y que estaba lastrando el relevo generacional.

Todo esto es ya una realidad a pesar de que tenemos que seguir escuchando, a los que de repente cayeron en la cuenta de que recoger firmas por la calle podría salirles rentable, de cara a unas elecciones a las que ellos mismos nos abocaron, que los grupos de trabajo a los que también llamaron "teatrillo o mesa de camilla" no sirven para nada.

Sus críticas sin fundamento son nuestro acicate para seguir en esta línea, de ser decisivos a la hora de tomar decisiones importantes, de calado, de mejora de la vida de muchos andaluces. La política de poner piedras en el camino no sirve para nada. Nosotros hemos demostrado que se consigue más con el diálogo, que no siempre es fácil, con el sentarse no con la intención de no moverse ni un ápice de las ideas de uno, sino con el propósito de alcanzar acuerdos.

Por supuesto que si nosotros gobernásemos esta y otras muchas medidas hubiesen sido más ambiciosas y se hubiesen hecho realidad más rápido, pero nosotros no estamos en el Gobierno, no estamos de acuerdo con muchas de las decisiones que toma este Gobierno presidido por la señora Díaz. Ciudadanos es oposición y lo que ha demostrado, después de tantos años de democracia, es que la oposición puede servir para algo más que criticar o hacerse la víctima.

Ciudadanos ha usado cada voto recibido para hacer realidad algunas de las reivindicaciones históricas de los andaluces. Y esto no ha hecho más que empezar.

Así entendemos nosotros lo que es un voto útil.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios