La CHG detectó hasta 41 vertidos ilegales al río

  • El Ayuntamiento de Morón de la Frontera recibió la mayor sanción impuesta durante 2007, casi 150.000 euros

El pasado año 2007 fue especialmente importante en la lucha contra la contaminación en el río Guadaíra, de manera que en el último semestre algunos parámetros químicos incluso quedaron por debajo de lo que el Plan Hidrológico de Cuenca considera como un valor "normal" para cualquier río. Las obras de nuevas depuradoras y colectores tuvieron algo que ver, pero sobre todo fueron las sanciones y expedientes los que redujeron considerablemente -aunque no del todo- el número de vertidos incontrolados al cauce del Guadaíra.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) incoó hasta 41 expedientes sancionadores por vertidos ilegales al río a lo largo de todo el 2007 y los dos primeros meses de 2008, de los que la mitad se ubicaron en el término municipal de Morón de la Frontera, uno de los principales responsables de que la mejoría del río no haya llegado antes, puesto que incluso ha sido el último en poner en marcha su depuradora, hace apenas unas semanas, después de que se estropeara nada más comenzar a funcionar en el año 2004.

Tanto el propio Consistorio moronense como varias empresas aceituneras de la localidad acumulan 21 de las 41 multas impuestas por la CHG en este periodo y el Ayuntamiento, además, fue el responsable de una de las dos sanciones calificadas como "grave", dado que la mayoría de los expedientes se cerraron como infracciones "leves" o "menos graves". Esta infracción grave supuso una multa para el Ayuntamiento que ascendió a más de 148.000 euros, además de otros 22.264 euros para reparar los daños causados por esta infracción, un vertido al río Guadaíra procedente de la red de alcantarillado municipal y que llevaba las sustancias contaminantes que previamente las aceituneras habían vertido en esta misma red.

En total, el Ayuntamiento de Morón de la Frontera acumula seis sanciones que suman multas por valor de 185.436,78 euros, a los que hay que sumar otros 25.823 euros que ha tenido que pagar para reparar los daños causados, según los datos de la CHG. Estas cifras, no obstante, hacen referencia únicamente a cuatro infracciones, puesto que los dos últimos expedientes aún están en fase de incoación.

La segunda infracción grave fue aplicada en el término municipal de Arahal, aunque la CHG no especifica el receptor, y el expediente fue cerrado con una multa de 42.000 euros más otros 6.300 para reparar los daños. Con 10 multas, el municipio de Arahal es el segundo que más sanciones recibió durante 2007 y el presente 2008, incluida una al Ayuntamiento, pese a que la localidad ya cuenta con depuradora. En el resto de municipios de la cuenca, Alcalá de Guadaíra recibió tres sanciones leves; Mairena del Alcor, seis; y el Viso del Alcor, una.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios