Gaesco convocará a los sindicatos para resolver el conflicto de la construcción

  • La asociación de constructores propondrá la próxima semana un encuentro para negociar la implantación de la jornada intensiva

La Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco) prevé convocar para comienzos de la semana que viene a las organizaciones sindicales UGT y CCOO a una nueva mesa de negociación que resuelva el conflicto colectivo surgido en el sector de la construcción tras los cinco días de huelga celebrados en demanda de la ampliación de la jornada intensiva durante la mayor parte del verano. 

El gerente de Gaesco, Manuel Sillero, explicó a Europa Press que si los sindicatos no quieren "dar el paso" de protagonizar un contacto con la patronal para reanudar las conversaciones, suspendidas durante los paros técnicos celebrados los días 27 y 28 de mayo y 3, 4 y 5 de junio, será patronal quien lo haga convocando para los próximos días "una mesa negociadora" con el espíritu de "dialogar" la implantación de la jornada intensiva, pues los sindicatos reclaman su instauración al menos entre el 13 de junio y final de agosto y Gaesco sólo acepta los meses de julio y agosto. 

"Ellos no se han puesto en contacto con nosotros, pero vamos a hacerlo desde la patronal para demostrar que estamos interesados en negociar", dijo Manuel Sillero después de que ayer, primer día después de los paros técnicos, UGT y CCOO concedieran un margen de una semana a Gaesco para reanudar las conversaciones bajo la advertencia de nuevas movilizaciones en el caso de que siguiera en suspense la elaboración del nuevo convenio provincial.

Así, Sillero destacó la "actitud dispuesta al diálogo" de la patronal pese a los "mecanismos de interlocución" escogidos por los sindicatos, a los que reprochó la inexistencia de una línea directa de comunicación para hacerse eco de sus propuestas. 

Los paros técnicos convocados por UGT y CCOO han estado marcado por la acusación de Gaesco en cuanto a una negativa sindical a introducir controles de alcoholemia y drogas en las obras, pues según los promotores y constructores el consumo de estupefacientes y alcohol en los tajos afectaría al 30 por ciento de la masa laboral. La acusación ha encrespado seriamente a los sindicatos mientras el principal objeto de debate, la jornada intensiva para la temporada estival, sigue alejando a las partes en conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios