Paz Vega dice que no pretendía ofender con las fotografías

  • La actriz asegura que sólo eran un "homenaje" a su tierra y se muestra "sorprendida" por la polémica generada.

Comentarios 51

La actriz sevillana Paz Vega ha salido al paso tras la polémica suscitada por las fotos eróticas en las que aparece fotografiada junto a la patrona de Gerena, la Virgen de la Encarnación. La actriz trianera asegura que las imágenes, realizadas para el calendario de la multinacional alemana Lambertz, sólo pretendían ser un "homenaje" a su tierra y a sus tradiciones, y que en ningún momento ha querido "ofender" con ellas. En declaraciones a los periodistas durante el transcurso de una cena solidaria de la fundación de Rafael Nadal, la sevillana ha mantenido que "las fotos son muy bonitas y artísticas" y ha considerado que el reportaje -realizado por el fotógrafo español José Manuel Ferrater en el Cortijo El Esparragal, entre otras ubicaciones- es "precioso". La artista afirmó igualmente que le ha "sorprendido la polémica" suscitada en torno a las imágenes y subrayó que, aunque entiende la "reacción", su intención no era molestar a los andaluces sino rendirles un "homenaje con cariño".

El pasado día 4 de diciembre fue presentada en Berlín la edición 2012 de este calendario, tal como avanzó Diario de Sevilla. La polémica surgió entonces cuando los vecinos vieron que Paz Vega salía retratada en dos fotos en el interior de la capilla de la Virgen de la Encarnación en una actitud más que sugerente. En una de las instantáneas aparecía ataviada como Dolorosa, y en la otra sobre un reclinatorio cubierta sólo por una mantilla negra transparente. La reacción no se hizo esperar al haberse tomado las imágenes con la total autorización de la hermandad, propietaria de esta ermita que se encuentra en el interior del El Esparragal.

El jueves, el Arzobispado de Sevilla emitió un duro comunicado en el que reprobaba las fotografías por "atentar contra los sentimientos de los fieles, herir la sensibilidad de los devotos de la patrona de Gerena y contravenir lo dispuesto por la legislación canónica para el uso de lugares sagrados". La Archidiócesis también lamentó la "utilización dolosa" de este espacio sagrado para este fin, y la actitud de la hermandad por "autorizar" el citado reportaje, aunque añadió que la corporación "pudo ser objeto de engaño o manipulación por parte de terceros".

Por su parte, los responsables del cortijo, como también publicó este periódico, se desmarcaron de la polémica y explicaron que cuando los productores les solicitaron la capilla de El Esparragal para las fotos se negaron con rotundidad. Tras la negativa, se pusieron en contacto con la hermandad para poder tomar las fotos en la ermita de la Virgen.Juan Parejo

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios