santiponce

La alcaldesa de Santiponce reprocha al PA que anteponga el interés partidista al de los ciudadanos

  • La primera edil, la socialista Carolina Casanova, seguirá en su puesto "dialogando con todos".

La alcaldesa Carolina Casanova, en una imagen de archivo. La alcaldesa Carolina Casanova, en una imagen de archivo.

La alcaldesa Carolina Casanova, en una imagen de archivo.

La alcaldesa de Santiponce, la socialista Carolina Casanova, descartó este martes que vaya a renunciar o, como le pide el portavoz del PA y ex socio de gobierno, Justo Delgado, vaya a presentar una moción de confianza, después de que los andalucistas hayan dado por rota la coalición que propició la moción de censura que hace apenas siete meses dio la Alcaldía al PSOE, que sólo cuenta con tres ediles.

La regidora se mostró sorprendida por la decisión del PA, que calificó de "injustificada" e "irresponsable". Cree que en ella ha primado el "interés partidista" sobre el compromiso que adquirieron para desbloquear la situación financiera del Ayuntamiento y acabar con el inmovilismo en el pueblo, algo en lo que se están dando pasos, defendió. También justificó, en cierta medida, los reproches que le hace el PA en cuanto a haberse excedido en sus funciones e inmiscuido en las áreas que tenían asignadas. "Si he sido severa es porque he querido velar por los fondos públicos y los impuestos" de los vecinos y en aspectos en los que firma como alcaldesa. Al contrario, dice que era Justo Delgado el que pretendía una "Alcaldía paralela".

La edil relacionó el "enfado" y la reacción del grupo andalucista con el último Pleno, en el que se aprobaron los proyectos del Supera, el plan de la Diputación al que el Ayuntamiento ha vuelto a optar al ponerse al corriente con Hacienda y la Seguridad Social. Asegura que el PA defendía la construcción de una nueva piscina, en un complejo que costaría 1,8 millones, frente a la reforma de la actual piscina, que lleva cerrada dos años y era un proyecto que todos los partidos llevaban en su programa electoral.

Ante la falta de acuerdo con sus socios, la alcaldesa decidió reunir al portavoz de IU y ex alcalde José López, al edil del PP y al no adscrito y su propuesta salió adelante, casi el último día de plazo, en un Pleno urgente en el que dos ediles del PA ya se abstuvieron. Casanova asegura que el otro proyecto no se ajustaba a los criterios y hubiera supuesto una irresponsabilidad en las circunstancias del municipio y del propio Ayuntamiento, que tiene nóminas pendientes con sus trabajadores.

La edil cree que es ese "diálogo con todos", por el que seguirá apostando, el que ha molestado a sus socios, aunque confía en recomponer las relaciones, si no con todos, sí con algunos de los andalucistas. También se refirió ayer a la ruptura de este pacto de gobierno la secretaria provincial del PSOE, Verónica Pérez, que abogó por mantener la mano tendida al PA para resolver "los problemas que hayan podido" surgir y garantizar la estabilidad del gobierno, anteponiendo "los intereses de los vecinos". El PA culpa a Casanova de la ruptura del pacto por la falta de diálogo y su actitud "despótica", según la han descrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios