El hospital atiende otra necrosis pero la Junta sigue negando la plaga de arañas

  • Una vecina de El Viso del Alcor sufre una picadura en el pie Días atrás fue atendida otra mujer por una mordedura en el muslo. Salud dice que sólo tiene confirmados dos casos.

Comentarios 11

Un nuevo caso de necrosis por picadura de un insecto o artrópodo ingresó el pasado martes en el hospital Virgen del Rocío. Los síntomas son idénticos a los causados por la mordedura de la araña parda reclusa, si bien las autoridades sanitarias no confirman que se trate de una picadura de esta especie. La persona afectada sufrió una herida en el pie y tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica para retirarle la piel necrosada, como se muestra en dos de las fotografías que ilustran esta información. La paciente es vecina de El Viso del Alcor, si bien se desconoce si la picadura se produjo en esta localidad o en otra zona de la provincia.

Días atrás, otra mujer fue atendida en el mismo hospital por una herida similar en el muslo. También en este caso fue necesario realizar una operación para retirar toda la piel afectada y limpiar la herida. Tampoco en este caso se ha confirmado oficialmente que fuera una picadura de la araña parda reclusa, también conocida como violinista. Los vecinos de Montequinto han denunciado la existencia de una plaga de esta especie, muy peligrosa para el ser humano, en este barrio de Dos Hermanas desde hace aproximadamente dos años. En la última semana han capturado más de treinta ejemplares de arañas, que podrían pertenecer a esta variedad

La Junta sigue negando que exista una plaga y dice que los ejemplares recogidos son de una especie autóctona y no de la reclusa, originaria de EEUU. La delegada territorial de Salud, Francisca Díaz, recibió ayer a la plataforma por la mejora de Montequinto, a la que trasladó que la Consejería sólo tiene confirmados dos casos de picaduras de arañas pardas reclusas. Los vecinos piensan que hay muchos más, por lo que han pedido a todas las personas afectadas que se pongan en contacto con ellos y expongan sus casos para analizarlos y tratar de confirmar que se trata de picaduras de la parda reclusa. La plataforma tiene una dirección de email para ello, que es la siguiente: casoreclusaparda@gmail.com.

Las autoridades sanitarias se comprometieron con los vecinos a elaborar un protocolo médico y a emitir una serie de recomendaciones a los ciudadanos. Los representantes de la Junta también aseguraron que tratarán el asunto con el Ayuntamiento y decidirán si han de fumigar determinadas zonas del barrio. Ya el pasado 5 de mayo, el Ayuntamiento de Dos Hermanas aplicó un tratamiento de este tipo en la plaza de Parma, donde una niña sufrió una picadura de la araña parda reclusa en agosto de 2012. Los vecinos de Montequinto aseguran que desde entonces hay una plaga de esta especie en el barrio y alertan de que en mayo empieza el periodo de reproducción. La parda reclusa es una araña fotofóbica, suele estar en los armarios y en zonas húmedas como los respiraderos de los cuartos de baño.

Al igual que la Junta, el Ayuntamiento de Dos Hermanas niega la existencia de una plaga de araña parda reclusa. El alcalde nazareno, Francisco Toscano, contactó ayer con la consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, que le trasladó que se realizarán nuevos informes. El portavoz del gobierno nazareno, Agustín Morón, recomendó hacer la limpieza "habitual" de la vivienda y tener un poco más de prevención y usar el insecticida. Morón señaló que se ha "magnificado" el asunto y creado "psicosis" en torno al tema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios