aljarafe

El malestar por las ocupaciones de viviendas vacías se reaviva

  • La Guardia Civil mantiene un amplio dispositivo en Carrión, después de que intentaran entrar en una casa con sus propietarios dentro

  • Una plataforma de Camas exige también soluciones

Vecinos en la urbanización de las Casas de la Feria de Carrión, que hacen guardia para evitar más ocupaciones. Vecinos en la urbanización de las Casas de la Feria de Carrión, que hacen guardia para evitar más ocupaciones.

Vecinos en la urbanización de las Casas de la Feria de Carrión, que hacen guardia para evitar más ocupaciones. / juan carlos vázquez

Comentarios 0

La localidad aljarafeña de Carrión de los Céspedes, que no llega a 2.600 vecinos, lleva varios días casi tomada por la Guardia Civil. Se pretende evitar que se produzcan altercados entre los vecinos, sobre todo residentes en la urbanización conocida como Casas de la Feria, y las familias de origen rumano que ocupan ilegalmente desde hace meses algunos inmuebles. Es una promoción nueva, propiedad de un banco, que no llegó a venderse del todo ni a alquilarse cuando se ofertó también por esa vía.

El desencadenante de esa tensión fue un enfrentamiento que se produjo el pasado fin de semana, cuando varias personas intentaron ocupar una casa con sus inquilinos en el interior, que avisaron a la Policía Local. Antes de que ésta llegara, se produjo un encontronazo entre el padre de la propietaria, que acudió al auxilio, y los okupas. Las personas que protagonizaron la agresión y que golpearon a este hombre en la cabeza fueron identificadas. Hay tres imputados por lesiones, según el subdelegado del Gobierno, Ricardo Gil-Toresano, quien precisó ayer que irán la semana que viene a un juicio rápido. Gil-Toresano quiso mandar un "mensaje de tranquilidad y seguridad" a los vecinos.

Gran parte de estas ocupaciones son en viviendas propiedad de entidades financieras

La presencia y la mediación de las fuerzas de seguridad han logrado que los grupos que ocupaban dos de los inmuebles los hayan abandonado voluntariamente. Las entradas se han tapiado. Ello ha calmado algo los ánimos, aunque los vecinos se han organizado y están haciendo guardia para evitar más ocupaciones. El martes, unas 200 personas también se manifestaran de forma espontánea para exigir más seguridad.

El alcalde, Ignacio Escañuela, explicó ayer que pueden quedar nueve inmuebles ocupados. Hoy tiene previsto reunirse con responsables del banco propietario para instarle a que no abandone el proceso judicial de desalojo y a estudiar alguna fórmula, en la que se pueda implicar el Ayuntamiento, para que las casas que no se han vendido o alquilado sean ocupadas de forma legal. Escañuela subrayó el escaso margen de actuación que tiene el Ayuntamiento en estos casos, pese al malestar social que genera. Son los propietarios los que deben poner medidas para evitar la ocupación y denunciarla para iniciar, en su caso, el procedimiento de desalojo, que se complica cuando hay menores de edad. Aun así intenta hablar con las empresas suministradoras de luz y agua, para que corten el acceso a estos servicios y mediar con el propietario.

Así las cosas, el conflicto parece algo más encauzado en Carrión. Aunque el malestar por estas ocupaciones es un problema que se da en otros municipios, que se ha acentuado debido a las urbanizaciones que quedaron sin vender durante la crisis y que se reaviva de vez en cuando. Recientemente, se denunciaban ocupaciones ilegales también en Estepa, donde se exigía más presencia policial.

En Camas, una plataforma vecinal, Unidos por Camas, está exigiendo igualmente que las administraciones se impliquen más para evitar el fenómeno, que, según alertan, está deteriorando la convivencia. Según explican los portavoces de este grupo, en el municipio han contabilizado entre 70 y 80 viviendas ocupadas. En algún caso, son bloques enteros propiedad de bancos, como uno que hay frente a la Policía Local con todos los pisos ocupados.

La plataforma deja claro que los problemas y el rechazo se producen cuando los ocupantes de estas viviendas "no se adaptan a las normas cívicas habituales" y acumulan basuras, por ejemplo, lo que degenera en problemas de insalubridad o inseguridad, que terminan afectando al entorno y generando rechazo. La plataforma está recopilando documentación y denuncias para exigir que, antes de que se puedan producir enfrentamientos, se tomen medidas. El día 20 de febrero, según adelantaron, hay prevista una reunión con el edil de Seguridad Ciudadana.

Consultado sobre este malestar, el alcalde de Camas, Rafael Recio, insistía en el escaso margen de acción de los ayuntamientos cuando las viviendas son de propiedad privada. Pese a ello, en Camas se han costeado varias limpiezas en uno de los bloques afectados, la última esta misma semana, que se reclamarán a los propietarios del inmueble, a los que "continuamente" se han remitido escritos. El asunto también se ha tratado en las juntas locales de seguridad, con la presencia de los responsables de la Subdelegación del Gobierno y los mandos policiales.

Al edil le preocupan brotes xenófobos y recuerda que, en principio, todas las ocupaciones fueron iniciadas por algunos vecinos de Camas, aunque luego han terminado con personas de fuera.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios