Barberá señala que Antonio Fernández alertó de "posibles irregularidades"

  • El ex viceconsejero de Empleo afirma que se reunió con el entonces responsable de la Consejería, el gerente del SAE y Antonio Rivas y acordaron la apertura de un expediente de información reservada y su traslado a la Fiscalía .

Comentarios 1

El ex viceconsejero de Empleo Agustín Barberá explicó que el 11 de febrero recibió una llamada del jefe de gabinete de la Consejería citándole esa misma tarde a una reunión en el Parlamento, a la que asistieron el entonces consejero, Antonio Fernández, el gerente del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) Antonio Toro y el delegado de Empleo Antonio Rivas. El consejero les explicó en ese encuentro que había tenido conocimiento de "posibles irregularidades" relacionadas con la subvención de la escuela de hostelería y les preguntó si sabían algo del asunto.

El consejero también les comentó que existía una grabación en la que supuestamente se exigía el pago de una comisión, por lo que se acordó la apertura de un expediente de información reservada y su traslado a la Fiscalía en caso de que hubiera indicios de delito.

Barberá ha dicho que el 12 de febrero abrió ese expediente y acordó en una diligencia la suspensión de todas las actuaciones y cualquier pago relacionado con esta subvención. Al día siguiente, 13 de febrero se reunió con el ex director general de la Consejería de Presidencia Juan Gallo, quien le hizo entrega del CD con la grabación, y ambos coincidieron en mostrar su "sorpresa" ante el hecho de que se dijera en la misma que el pago de una comisión era la forma habitual de proceder en la Junta, llegando a decir que incluso se "rieron" ante el asombro que tenían.

Barberá ha precisado que oyó la cinta en su despacho y acto seguido redactó un escrito para denunciar los hechos en la Fiscalía, algo que se intentó ese mismo día pero como eran más de las dos y media de la tarde no había nadie y tuvieron que hacerlo otro día.

El ex viceconsejero ha señalado que el escrito que remitió a la Fiscalía se lo leyó previamente al jefe del gabinete jurídico Francisco del Río, a quien le pareció correcta la redacción del escrito. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios