CCOO: "La liberalización de los horarios comerciales va contra el pequeño comercio"

  • El sindicato entiende que el interés en la liberalización de los horarios comerciales responde más a "intereses personales" que a la defensa del comercio sevillano.

El secretario de Políticas Sectoriales de CCOO de Sevilla, Carlos Aristu, ha criticado duramente los intentos de algunos sectores de la patronal del sector de impulsar laliberalización de los horarios comerciales,  a sabiendas de que "sólo beneficiaría a las franquicias y grandes superficies a costa del comerciante tradicional".

El responsable sindical, en un comunicado, ha puesto en tela de juicio el interés general de una supuesta liberalización de los horarios comerciales, según el modelo de la Comunidad de Madrid, "pues es sabido que este tipo de medidas atacan directamente a la supervivencia del comercio minorista y tradicional que nutre la propia identidad de cualquier municipio". 

Por otro lado, Aristu ha recordado que la mayor parte del empleo generado por la actividad comercial en ciudades como Sevilla proviene del comercio minorista -en gran parte pequeños negocios familiares-, que cuenta en su gran mayoría con absoluta libertad horaria.

De esta forma, CCOO de Sevilla defiende el actual marco jurídico vigente en Andalucía con la Ley autonómica de Comercio Interior, pues garantiza "el equilibrio entre los diferentes formatos comerciales y conjuga el equilibrio de intereses entre comercio y consumidores". Además, recuerda en este sentido que la propia Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía firmó el pasado mes de octubre un manifiesto contra la liberalización de los horarios comerciales, junto a los sindicatos CCOO y UGT, y las tres principales asociaciones de consumidores y usuarios de Andalucía. 

Por esto, Aristu entiende que "el anuncio de Aprocom de abrir el debate debe responder más a intereses personales de algún dirigente que a la defensa de los intereses del comercio sevillano". De igual forma, critica la apertura de un debate que no existe en la sociedad, y cita el barómetro del CIS del mes de abril, en el que el 87 por ciento de los españoles declaraba sentirse "poco o nada perjudicado con los horarios comerciales".

El dirigente sindical ha destacado que una liberalización de horarios como la propuesta acarrearía consecuencias nefastas al conjunto del sector comercial, y propiciaría que las grandes empresas de distribución comercial coparán cuotas de mercado a costa del cierre de pequeños y medianos establecimientos. "Que no oculten el verdadero debate", ha declarado Aristu, "que es el de defender que siga existiendo  la pequeña y  mediana empresa familiar u optar por el monocultivo de gran superficie comercial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios