Instituciones Penitenciarias admite los fallos en la seguridad

  • El turno de noche está integrado por 15 funcionarios para atender una población reclusa que supera los 1.500 internos.

La dirección general de Instituciones Penitenciarias admitió ayer que en la fuga de los dos presos de Sevilla-I “han fallado numerosos elementos de seguridad”, tanto mecánicos como humanos, por lo que este organismo exigirá las “responsabilidades” oportunas cuando concluya la investigación “exhaustiva” que se está realizando, informa Efe.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias informaron de que en el módulo 7 de la Unidad de Preventivos, donde se produjo la fuga, había la noche del pasado miércoles un total de 50 internos distribuidos en 44 celdas. Después de la huida de los dos presos, Instituciones Penitenciarias ha ordenado que se refuercen las medidas de seguridad de la prisión, con especial atención a la vigilancia del turno de noche, que está integrado por 15 funcionarios para atender una población reclusa que supera los 1.500 internos.

La cárcel ha ordenado que las rondas de vigilancia nocturna se hagan con mayor frecuencia. La búsqueda de los dos presos fugados, que tuvieron que contar con ayuda externa, se ha intensificado por parte de la Guardia Civil. Un portavoz del Instituto Armado explicó que han resultado “falsas alarmas” las llamadas que han recibido de particulares informando de la supuesta ubicación de los reclusos sobre los que recae una orden de busca y captura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios