Tribunales

Libertad provisional para los encarcelados por el desalojo de la Macarena

  • Seis personas fueron aprisionadas tras resistirse a abandonar las viviendas que ocupaban en el antiguo centro  Casas Viejas.

  • Su defensa tacha de "desproporcionada" la medida.

Fuerte presencia policial en torno al edificio construido en el solar que ocupa la comuna de Casas Viejas. Fuerte presencia policial en torno al edificio construido en el solar que ocupa la comuna de Casas Viejas.

Fuerte presencia policial en torno al edificio construido en el solar que ocupa la comuna de Casas Viejas. / Belén Vargas

El Juzgado de Instrucción número cuatro de Sevilla ha ordenado finalmente la puesta en libertad provisional de las seis personas encarceladas desde el 16 de febrero, por los altercados acontecidos durante el desalojo policial de un episodio de ocupación promovido en las viviendas de nueva planta construidas en la calle Macarena, en el casco histórico de la capital andaluza.

Así lo ha manifestado Elena Naranjo, abogada defensora de estas seis personas, en el marco de una concentración de apoya a las mismas celebradas a las puertas de los juzgados del Prado de San Sebastián.

Las viviendas ocupadas, todas ellas de renta libre, han sido construidas en la parcela de la calle Macarena que otrora acogiese el centro ocupa Casas Viejas, icono del movimiento ocupa de Sevilla y desalojado allá por 2007. El episodio de ocupación habría comenzando el 15 de febrero con una primera pernocta protagonizada por unas 25 personas, que se instalaron en estas viviendas con "colchones y mantas".

Pero la mañana posterior a la ocupación, la Policía Nacional desplegó un dispositivo para el desalojo que, según fuentes policiales, fue plenamente consumado y se saldó con la detención de seis personas relacionadas con este episodio de ocupación.

Y es que el desalojo habría incluido incidentes entre los agentes y los protagonistas de la ocupación, dado que mientras desde el colectivo de defensa del derecho a la vivienda Corrala Dignidad señalaban que los agentes habían "cargado con fuerza" y "dado porrazos" a los activistas, la Policía Nacional confirmaba que fruto de la intervención, resultaron "lesionados" varios miembros del colectivo ocupa y efectivos policiales.

Como consecuencia de tales altercados, estas seis personas fueron detenidas y encarceladas por presuntos delitos de coacciones, daños, lesiones, atentados, usurpación y desórdenes públicos, permaneciendo hasta ahora en prisión provisional, toda vez que otras 12 personas estarían investigadas por los mismos hechos.

La defensa de estas seis personas ha realizado múltiples gestiones la orden de prisión provisional dictada inicialmente por el Juzgado de Instrucción número cuatro, insistiendo en que la privación de libertad supone una medida "desproporcionada" no sólo respecto a los hechos atribuidos a los detenidos, sino además con relación a las penas estipuladas para este tipo de delitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios