La Policía sólo disuelve 'botellonas' en la Alameda a partir de las 4:00

  • El Ayuntamiento ordena a los agentes que no intervengan en este punto hasta el final del turno · En el resto de la ciudad los policías trabajan en las zonas de movida desde las diez y media de la noche

Comentarios 17

La Policía Local tiene orden de disolver las botellonas en la Alameda de Hércules sólo a partir de las cuatro de la madrugada, cuando en el resto de zonas de la ciudad lo hace desde las diez y media de la noche. Así consta en la orden de este cuerpo para el pasado fin de semana, a la que ha tenido acceso este periódico. Las instrucciones dicen lo siguiente: "A partir de las 4.00, los tres dispositivos se dirigirán a la Alameda de Hércules actuando en el cumplimiento de la ley 07/2006, impidiendo el consumo de bebidas en la vía pública así como en materia de tráfico (se denunciarán) los estacionamientos indebidos. Se impedirá toda clase de botellonas, vehículos discoteca y aglomeraciones consumiendo bebidas. Asimismo se denunciarán las infracciones en materia de ordenanzas sobre los establecimientos".

Esta nota es un añadido a las instrucciones del servicio especial antibotellona correspondiente al domingo 8 de junio, que arrancó a las diez y media de la noche. A esa hora se pusieron en marcha tres dispositivos en varias zonas de movida de la ciudad. El primero de ellos se centró en la zona de la Alfalfa y su entorno, sobre todo en las calles Pérez Galdós y la Plaza del Pan. Esta misma dotación se dirigió luego a la zona de Sevilla Este.

El segundo de los equipos se encargó de intervenir en la Buhaira y el entorno del edificio Viapol para desplazarse luego a determinados puntos de Nervión afectados por el problema de la movida, como la calle Mallén y la avenida José María Moreno Galván. El tercer dispositivo es el que controló la zona de Los Remedios -con especial atención sobre una discoteca ubicada en Carrero Blanco-, Cardenal Bueno Monreal y la avenida de la Raza.

A las cuatro de la madrugada, una vez terminados los servicios en estos puntos, estas tres dotaciones de la Policía Local tenían la orden de dirigirse la Alameda para denunciar a toda aquella persona que estuviera consumiendo alcohol en la calle. Hasta entonces, los agentes no tienen instrucciones de acudir a este punto del casco histórico, en el que ya hay un cierto rebrote de la botellona con la llegada del buen tiempo en los últimos fines de semana.

No es la primera vez que la ley andaluza que prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública se aplica de forma distinta en la Alameda de Hércules que en el resto de Sevilla. En esta plaza el Consistorio ha sido tradicionalmente permisivo con los jóvenes que se reúnen en el bulevar cada fin de semana. Hace poco más de un año, justo después de la entrada en vigor de esta normativa, la Policía Local recibió órdenes del Ayuntamiento de no intervenir en esta zona por los posibles altercados que se pudieran generar. Después de que trascendieran estas directrices, los agentes tomaron literalmente la céntrica plaza y la presencia fue prácticamente continua durante todos los fines de semana del año 2007. El problema en la Alameda no es tanto de botellona al estilo clásico, del que sólo hay un pequeño brote en la puerta del centro cívico Las Sirenas, como de consumo en la calle de bebidas adquiridas en los numerosos bares de la plaza. Esta conducta también está prohibida por la ley.

La nueva orden de no intervenir hasta las cuatro de la madrugada ha causado cierto malestar entre los agentes, que consideran que existe un trato de favor hacia este enclave del casco histórico. De hecho, una de las peticiones realizadas por el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) a la Delegación de Convivencia y Seguridad tras la baja masiva de más de una veintena de agentes del turno de noche era precisamente que se aplicara la ley antibotellón por igual en todos los barrios de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios