Salud

El SAS cierra en verano casi 700 camas y la mitad de las consultas en hospitales

  • El sindicato médico anuncia "un conflicto importante" a partir de septiembre si no alcanza un acuerdo con la consejería

Comentarios 1

Los dirigentes del Sindicato Médico de Sevilla (SMS) Miguel Ángel Montilla, Antonio Gutiérrez y Juan Pedro Rodríguez Tamplin advierten que el plan de "recortes sanitarios" que está llevando a cabo el SAS durante este verano en los tres hospitales de la capital y en el de Osuna supone el "cierre" de casi 700 camas, 53 quirófanos y 400 consultas.

En rueda de prensa, el delegado de Urgencias del SMS, Miguel Ángel Montilla, ha detallado, según datos elaborados por el propio sindicato médico y otros "extraídos del mismo SAS", que el porcentaje de cierre de camas durante el verano en los hospitales Virgen del Rocío, Macarena y Valme, en la capital, más el de La Merced, en Osuna, supone un 23,1%, del total de las 3.011 camas hospitalarias que tienen censadas.

Según sus cálculos, esto supondrá una pérdida de 46.247 días de hospitalización, un 10,5% más que en el veranos de 2011, y un recorte de 12,26 millones de euros, también un 10,5% más que en 2011.

Por hospitales, ha precisado que de las 1.320 camas con que cuenta el Virgen del Rocío, los recortes de la Junta cara a este verano se traducirán en un 29% de cierre del total de esas camas. En Macarena, sobre un total de 924 camas, se reducirán el 21%; en Valme, sobre 547 camas, habrá un recorte del 26,9%; y en La Merced de Osuna, sobre 220 camas se cerrarán el 15,5%. "El SAS lo llama eufemísticamente camas en reserva, pero en la práctica son camas cerradas", ha reprochado este dirigente sindical. 

En cuanto a los quirófanos, ha detallado que sobre un total de 94 mesas de operación, el SAS cerrará el 56,5% lo que supondrá casi 3.000 días (2.996) de quirófano perdidos, lo que se traduce en un 5,9%de incremento respecto al verano de 2011. Pese a ello, han advertido que existen 22.700 personas en Sevilla y su provincia en lista de espera quirúrgica.

Por centros, el Virgen del Rocío, con 47 quirófanos, cerraría siempre según el SMS el 58% de los mismos. Por su parte, el Macarena cierra el 63% de sus 27 quirófanos, el Valme el 45% de sus 14 salas de operación y La Merced el 60%de sus seis quirófanos.

En el apartado de consultas, este dirigente sindical ha lamentado que se perderán la mitad de las 805 consultas existentes en estos centros hospitalarios, lo que equivaldrá a una pérdida en días de consulta de 17.097 jornadas o 341.882 citas dejadas de hacer. Pese a ello, ha denunciado que hay 46.914 personas en lista de espera para primera consulta.

Respecto a la política de personal, ha criticado que sólo secubrirán el 3% de sustituciones de los 2.457 facultativos que existen en total en las plantillas de estos centros, con un recorte de financiación de algo más de ocho millones de euros.

A la vista de estos datos, el presidente del SMS, Antonio Gutiérrez, ha advertido a la Junta de Andalucía de que, si bien durante este verano "no habrá movilizaciones" de parte de su sindicato, a la vuelta en otoño "ya veremos si convocamos por culpa de estos recortes".

"Si nos manifestamos es por los recortes, no por las listas de espera", ya que, "quien se tiene que movilizar por las listas de espera es el que está en las listas de espera", ha querido puntualizar. Para Gutiérrez, "quien se tiene que encargar de que los servicios públicos mejoren es la Junta, ya que nosotros sólo podemos trabajar hasta donde el cuerpo aguante y denunciar estos recortes".

Con todo, ha recordado que muchas de las protestas que están surgiendo "son espontáneas" y sin necesidad de convocar los sindicatos y que estos se debe "a que la gente está que echa chispas". Lo "raro", ha continuado, "es que no estén pasando cosas peores".

Por su parte, Jiménez Tramplin ha ahondado en la cuestión y ha recordado que "llevamos mes y medio con permanentes manifestaciones y concentraciones, casi diarias y en todos los centros, en protesta por los recortes que el Gobierno del PSOE en Andalucía ha puesto sobre la mesa".

"Son recortes en los sueldos, las contrataciones de personal y en las inversiones de las estructuras sanitarias", ha proseguido este dirigente sindical, para quien "las primeras consecuencias que ya se están viendo en la asistencia son el aumento de las listas de espera y la disminución de la calidad asistencial en Andalucía".

"Durante todos estos años les ha dolido la boca a nuestros responsables políticos a la hora de hablar de la súper calidad de la sanidad pública andaluza y que somos pioneros en intervenciones punteras o células madre", ha enfatizado Jiménez Tramplin, pese a que ha lamentado que todo ello "al final para nada sirve".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios