Sevilla gana turistas italianos y americanos y pierde japoneses

  • Es el destino urbano que más ha crecido de España en el último año, un 11% frente al 6% de la media del país. El Ayuntamiento pone el foco en los mercados árabe y surcoreano.

El año 2016 supondrá un nuevo récord turístico para la ciudad. Sevilla se ha convertido en el destino urbano que más crece de España, por encima de ciudades como Madrid y Barcelona. El incremento del conjunto del país el pasado año fue del 6%, mientras que en la capital de Andalucía fue del 11%, casi el doble. Unos datos envidiables que corroboran el buen trabajo de promoción que se realiza desde el Consorcio de Turismo y que cuenta con el aval de los grandes atractivos monumentales de los que dispone Sevilla. En el último año, el mercado turístico que más ha crecido ha sido el italiano, con un espectacular aumento en lo que va de año del 37,5%.

"Los datos específicos con la procedencia de los turistas no los teníamos anteriormente. Son muy importantes para nosotros para poder desarrollar acciones específicas en cada uno de los mercados, sin perder de vista los cinco prioritarios para nosotros", asegura el director del Consorcio de Turismo del Ayuntamiento, Antonio Jiménez. En el año 2015 visitaron Sevilla 3.433.627 turistas, según las encuestas del Ayuntamiento. De ellos, 1.682.514 fueron extranjeros. Los países que más turistas aportaron fueron Francia, Estados Unidos, Italia, Reino Unido y Alemania.

El mercado italiano es el que ha experimentado una mayor subida en lo que va de año, con más de un 37%. Es el que más crece. La principal explicación es que ha aumentado la conectividad aérea con el país transalpino, aumentando la frecuencia de los vuelos con Sevilla. Desde el Consorcio de Turismo se han realizado algunas acciones de promoción, enfocadas al público final, en ferias muy generalistas. "Han sido actuaciones pequeñas pero que nos han ayudado". Hay otros factores que han contribuido al crecimiento del turismo italiano. Sevilla es un destino seguro y eso es muy valorado no sólo por los italianos, que viajaban mucho a Turquía y Grecia, países con una inseguridad creciente. Además, el país ha ido dejando atrás su particular crisis, volviendo sus ciudadanos a viajar, y ahí juega un papel importante la fortaleza de la Marca Sevilla y las conexiones aéreas.

Un mercado principal por su gran potencial es el norteamericano. Durante los primeros cuatro meses de 2016, que es lo que contabiliza hasta ahora la estadística, se han alojado en establecimientos hoteleros 42.959 turistas norteamericanos. La subida con respecto al año anterior es de más del 25%. En el cómputo global el incremento ronda el 12%, un poco por debajo de las previsiones que se manejaban. "Los americanos viajan por el patrimonio, la gastronomía y el folclore", sostiene Jiménez. Los norteamericanos suelen visitar durante su estancia por España Andalucía, Madrid, Barcelona y algo de Bilbao. "Hemos detectado un incremento de la estancia media del americano. Nosotros nos posicionamos como un destino seguro y eso es muy importante para ellos. En Sevilla hay vida nocturna y pueden pasear tranquilamente por las calles", indica el director de Turismo. La recuperación del dólar frente al euro también ha sido un incentivo. "Sevilla es un producto atractivo a un mejor precio". Los americanos, como otros muchos turistas, también han dejado de ir a Grecia, Turquía o el norte de África, y eso tiene su efecto positivo.

El principal mercado exterior de Sevilla es el francés. Todos los años ocupa el primer puesto en las encuestas de ocupación hotelera de la ciudad. Durante los cuatro primeros meses del año han acudido a Sevilla casi 53.000 turistas franceses, un 13,5% más que en 2015. "El incremento no es muy grande porque es un mercado muy maduro", puntualiza Jiménez. Se ha percibido en el Consorcio de Turismo un mayor incremento. El turismo alemán también mantiene sus buenas cifras y expectativas.

En el Ayuntamiento han puesto sus miras en el mercado surcoreano y en el árabe para crecer. El número de surcoreanos llegados a Sevilla este año ha aumentado un 25%. "Hay mucho margen de mejora. Este turista tiene un gasto medio mayor. Queremos sacar adelante un proyecto para su explotación". También hay expectativas con el mercado árabe, con una incidencia muy pequeña en Sevilla. "Queremos empezar a hacer algo de calidad a más largo plazo". Se preparará un producto que aglutine los atractivos de la Sevilla islámica para su promoción en Oriente Medio. Otros nichos en los que se trabaja son los países nórdicos, a los que se quiere vender Sevilla como complemento de sol y playa y como destino de city break o long weekend.

Entre los mercados que bajan con respecto años anteriores se encuentra el japonés, con un descenso del 7%, un porcentaje inferior al del conjunto del país. Antonio Jiménez explica cuál es el motivo: "El mercado japonés ha experimentado un cambio. Se está refocalizando a un viaje muy individualista. Se está adaptando la demanda y no ha habido un descenso brusco". Sí ha aumentado de manera considerable el gasto del visitante japonés, un tercio superior a la media. "Suele ser de 300 euros por persona al día. El turista que viene de manera individual gasta más que el que viaja en circuito", concluye Jiménez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios