movilidad

Urbanismo inspecciona Mateos Gago el día en que se reduce la carga y descarga

  • Desde este viernes está prohibido acceder y estacionar en la calle, para lo que se han colocado macetones en el primer tramo de la zona.

La céntrica calle Mateos Gago está siendo este viernes objeto de una inspección por parte de la Gerencia de Urbanismo, precisamente en el día en que entra en funcionamiento el plan para reducir la zona de carga y descarga y en el que se ha desplazado a Alemanes la parada de taxis.

Los inspectores están analizando los diferentes elementos instalados en la vía pública, especialmente los múltiples veladores que hay en esta calle, sobre los que el Ayuntamiento aún no ha anunciado ninguna reducción. Esta tarea ha conllevado a que muchos bares tengan que eliminar sillas, mesas y otros elementos no contemplados en la licencia de veladores que poseen.

Los cambios también han cogido de sorpresa a muchos repartidores que han tenido que dar varias vueltas hasta encontrar una plaza libre en Mateos Gago tras reducirse la zona para dicha labor.

La reordenación se completará más adelante con una segunda fase en la que la Gerencia de Urbanismo acometerá una importante obra para crear una plataforma única que elimine los bordillos y en la que quedarán señalados los distintos usos que tendrá la calle.

Las medidas que desde este viernes adoptará la céntrica vía consiste en eliminar del tramo comprendido entre la Plaza de la Virgen de los Reyes y la calle Rodrigo Caro la parada de taxis y la zona de carga y descarga. La primera de ellas se trasladará a la calle Alemanes, delante del Hotel Eme y en la confluencia con el arranque de la Cuesta del Bacalao. La labores de carga y descarga se limitarán al segundo tramo de Mateos Gago, al comprendido entre Rodrigo Caro y Mesón del Moro. Para ello, se habilitará una franja de 30 metros en la acera contraria a la del Colegio San Isidoro. Este trabajo sólo estará permitido -de 7:00 a 11:00- los lunes, miércoles y viernes. Durante el resto de la jornada se habilitarán tres plazas para paradas de los hoteles cercanos y otras dos para la subida, bajada, carga y descarga (durante un tiempo limitado) de los vecinos.

Reordenación del entorno monumental. Reordenación del entorno monumental.

Reordenación del entorno monumental. / Dpto. Infografía

El alcalde explicó este jueves que, por distintas razones, el estacionamiento de vehículos en esta calle era "un problema de seguridad", ya que se encuentra "a escasos metros de la zona de monumentos Patrimonio de la Humanidad, donde se concentran grandes cantidades de personas". "No era el escenario ideal para uno de los lugares privilegiados y máximo escaparate de la ciudad para el turismo", advierte.

Teniendo en cuenta que "sin alternativas no se podía limitar o restringir el uso", incide en que se han buscado esos puntos alternativos para carga y descarga y se han pactado unos horarios concretos, "como ocurre en otras ciudades europeas; además de reubicar taxis y coches de caballos. También, se ha garantizado a los residentes "que tengan puntos de carga y descarga de personas, llegando a la zona de la calle Fabiola". "Estos cambios generan los primeros días algunas dificultades pero, como todos estamos hartos de ver, pues se adaptan al nuevo escenario. Además, en los primeros días siempre se es más flexible para que la gente se vaya adaptando", recalca.

Recuerda que el Ayuntamiento se ha "reunido hasta la extenuación" con todas las partes y que los residentes tienen una "información completísima y se ha hablado con los empresarios y tendrán sitios habilitados para la carga y descarga". "El Ayuntamiento va a ejercer sus competencias y sus funciones", subraya. En su opinión, "hay gente que no quiere que se haga nada y bloquear que el Ayuntamiento gestione, pero no lo van a conseguir". "El Ayuntamiento tiene que mejorar la calle para quien vive allí, para los visitantes de la zona y para mejorar la seguridad en la zona. Estamos haciendo las cosas con mucho sentido común", sentencia.

Respecto a los veladores, indica que "son los que son" y "no habrá más", aunque hay que analizar cómo se ubican. Así, detalla que hay un proyecto que Urbanismo desarrollará "más adelante" para ver dónde se colocan los veladores, "si más cerca de las fachadas o los árboles, por ejemplo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios