Sevilla

La restricción de veladores de Mateos Gago queda en el limbo

  • El gobierno local elude hablar de la reducción de las terrazas

Los veladores colmatan las aceras de esta céntrica vía. Los veladores colmatan las aceras de esta céntrica vía.

Los veladores colmatan las aceras de esta céntrica vía. / belén vargas

Comentarios 9

La reordenación de Mateos Gago elude uno de los elementos que más discordia genera entre los vecinos y los transeúntes habituales de esta calle: los veladores. La información facilitada ayer por el Ayuntamiento hispalense evita mencionar las terrazas de los numerosos negocios que pueblan esta vía tan turística y en la que resulta complicado andar por la aceras, conquistadas por completo por la actividad hostelera.

Cuando el pasado octubre el concejal de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, y el de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, comparecieron para explicar los cambios a introducir en Mateos Gago, pasaron muy por encima sobre esta cuestión. Casi de puntillas. No querían alterar los ánimos de un gremio al que cualquier obra acaba pasándole factura en las cajas registradoras.

A preguntas sobre la posible reducción de mesas y sillas en las aceras, ni Cabrera ni Muñoz aportaron una respuesta contundente. Se limitaron a explicar la nueva configuración de la calle. Después de la disminución acordada en la Campana (con la polémica retirada de los veladores de la cafetería tradicional), la Avenida, San Fernando y Betis, el gobierno local no quería entrar en otro frente hostelero.

Sólo se informó de que, con la nueva configuración, se crearía una franja específica para las terrazas, que comprendería la zona central de las aceras, entre los naranjos de Mateos Gago y con un ancho de 1,40 metros. Nada más. Y ello, pese a que el edil de Hábitat Urbano llegó a calificar el aspecto de esta céntrica vía como "zoco árabe", debido a que muchos de los repartidores que la frecuentan, además de distribuir la carga, se encargan de venderla allí mismo.

A nadie escapa que Mateos Gago es uno de los puntos de mayor concentración de veladores, lo que obliga a muchos peatones a transitar por la calzada. Mesas y sillas de distinto formato y diseño que generan un impacto visual que poco favorece a una de las zonas monumentales más importantes de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios