El alcalde lamenta la dimisión de Carrillo y dice no entender sus razones

  • Monteseirín entiende que las "diferencias" orgánicas "no tiene que repercutir" en el trabajo municipal y asegura que le intentó disuadir de su dimisión porque le habría gustado "que siguiera".

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, lamentó la dimisión de Emilio Carrillo como delegado de Urbanismo en el Consistorio hispalense, aunque aseguró "no entender sus razones ni ver motivos" que le hayan llevado a tomar esta decisión, pues "si ha habido diferencias en el plano orgánico no tienen porqué repercutir en el institucional". 

A preguntas de los periodistas tras firmar un convenio de colaboración con la Obra Social de Cajasol para la realización de actividades culturales y sociales durante 2008, Sánchez Monteseirín aseguró que "le hubiera gustado que siguiera" y manifestó que "intentó convencerlo de que no dimitiera", pero, según dijo, Carrillo "ha argumentado que no puede estar dedicándose al 100 por cien a su labor" en el Ayuntamiento, todo ello tras ser nombrado vocal de la Comisión Ejecutiva del PSOE-A. 

"La decisión de Carrillo no tiene vuelta atrás", puso de manifiesto el primer edil hispalense, quien señaló que "ahora corresponde al partido decidir sobre su acta de concejal", al tiempo que señaló que "si se queda como concejal, alguna función tendrá que realizar". 

Así, Sánchez Monteseirín aseguró que trabajará "para buscar la fórmula para que la gestión en el área de Urbanismo no se vea menoscabada y los proyectos no se resientan, pues son proyectos de gobierno", apuntando que durante el próximo mes de agosto "va a haber una posible remodelación del equipo de gobierno". 

Por último, y preguntado por la posible relación entre la dimisión como delegado de Urbanismo de Emilio Carrillo y un cambio en el candidato del PSOE a la Alcaldía hispalense en las próximas elecciones municipales, aseveró que "no tiene nada que ver".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios