La avenida Menéndez Pelayo es la calle más ruidosa de la ciudad

  • Los niveles de ruido nocturno alcanzan los 75 decibelios, que superan incluso los máximos permitidos para el día y casi duplican los límites que marca la Junta

Comentarios 6

La avenida Menéndez Pelayo es la calle más ruidosa de Sevilla con niveles de ruido muy por encima de los máximos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) e impuestos por la ley estatal del ruido. La superación de estos máximos es todavía mayor si se compara con los límites que impone la Junta de Andalucía, a los que duplica durante la noche, según consta en el mapa estratégico de ruidos de Sevilla, presentado ayer por la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento hispalense, Encarnación Martínez, y adelantado por este periódico.

Este mapa de ruido señala que esta céntrica avenida alcanza durante el día hasta 80 decibelios, lo que supone 15 más de los 65 que la OMS y la ley estatal plantean como límite máximo permitido y hasta 25 decibelios por encima de los 55 decibelios la Consejería de Medio Ambiente considera recomendable. Aunque la situación es mucho más grave durante la noche, cuando los niveles de ruido se mantienen entre 70 y 75 decibelios, un registro que incluso supera esos 65 decibelios que se permiten de ruido diurno y, lógicamente, muy por encima de los 55 que se marcan como máximo nocturno. En el caso de la normativa autonómica, incluso casi se duplican los 45 decibelios establecidos como límite saludable para los vecinos.

La avenida Menéndez Pelayo es la que más ruido tiene, pero no es la única que supera los máximos. El mapa de ruido recoge un ranking de calles y avenidas que en su mayor parte coincide con las grandes arterias de tráfico. Algunos ejemplos son Virgen de Luján, Luis Montoto, Kansas City o José Laguillo, que alcanzan unos niveles sonoros de entre 70 y 75 decibelios o Asunción, San Jacinto o Torneo, entre otras, que se sitúan en la horquilla entre 65 y 70 decibelios.

A pesar de estos elevados registros en algunas de las calles con mayor volumen de tráfico de la ciudad, la delegada de Medio Ambiente recordó que ocho de cada diez sevillanos están por debajo de los límites de ruido que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la ley estatal y que siete de cada diez están por debajo de los valores máximos establecidos para el horario nocturno. Esta paradoja se explica porque "estos valores tan altos de estas calles disparan la media del distrito en general pero después, al analizar calle por calle, resulta que la mayoría de las zonas de viviendas están por debajo de esos límites, de ahí que la mayoría de la población no sufre problemas de exceso de ruido".

De la misma forma, estos elevados niveles de ruido en estas grandes avenidas pueden tener poco arreglo, ya que ni siquiera la ley obliga a respetar los límites máximos. La delegada advirtió que la normativa plantea excepciones "para este tipo de calles que son consideradas especialmente ruidosas porque soportan un elevado tráfico, como son las rondas de la ciudad, la ley permite que se alcancen estos niveles". No obstante, el Ayuntamiento confía en que las medidas previstas en algunas de estas avenidas, como Menéndez Pelayo -con la organización del tráfico en un sentido- o Luis de Morales y San Francisco Javier -con la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa-, sirvan para reducir considerablemente los niveles sonoros que sufren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios