Los bomberos levantan el encierro ante el compromiso de Zoido por llegar a un acuerdo

  • El cuerpo se queja del aumento de su jornada laboral en 37,5 hora y la reducción de 300 euros en la nómina.

La media docena de delegados del Sindicato Profesional de Bomberos (SPB) en el Ayuntamiento de Sevilla que se había encerrado en las dependencias de la Casa Consistorial por lo que consideran un trato "flagrantemente discriminatorio" hacia los trabajadores de este colectivo respecto al resto de funcionarios municipales ha levantado la acción tras nueve horas después de haber sido recibidos por el alcalde, Juan Ignacio Zoido.

Tras el Pleno, el regidor se ha comprometido a impulsar un encuentro el próximo jueves en el que esté presente la dirección de Hacienda y en el que se dé solución al asunto de la reclasificación, uno de las principales cuestiones reivindicadas por el sindicato, según ha expuesto a Europa Press el secretario general del SPB en el Consistorio hispalense, Juan Antonio Ballesta, que también señala que se dará cuenta de que en los parques el personal está "un 20% por debajo de los mínimos".

Tras exponerles toda su problemática, consideran que se les está "impidiendo" la tramitación de vacaciones y permisos, así como también se les está comunicando que "ejerzan funciones que no les corresponden, como la vigilancia del parque por las noches", al margen de que se encuentran "acribillados a expedientes", y subrayar que "no nos gustaría que fuera otro aplazamiento", los delegados sindicales han abandonado la protesta. 

Durante otras protestas, con la reclasificación como principal punta de lanza, los bomberos procedieron al reparto entre la ciudadanía de folletos donde se tildaba al Ayuntamiento de "ilegal", dados los acuerdos "incumplidos" de Junta de Gobierno Local, el aumento de su jornada laboral en 37,5 horas, la reducción de 300 euros en la nómina, los parques de bomberos "bajo mínimos todos los días" o el mantenimiento de equipos a empresas privadas, "incrementando el gasto público.

A estas protestas ya reaccionó el delegado municipal de Seguridad y Movilidad, Demetrio Cabello, que señaló que el Consistorio se halla "inmerso" en una negociación con los bomberos para alcanzar un acuerdo en materia de reclasificación, "tal y como se ha hecho con la Policía Local", siendo la voluntad de la corporación la de "llevarla a buen puerto". 

Cabello, al respecto, confía "plenamente" en que así sea, pues "para eso se está trabajando, y estoy seguro de que, como no puede ser de otra manera, se conseguirá el mejor acuerdo para todos, como con la Policía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios