La consulta para ampliar la Feria será en septiembre y no vinculante

  • La votación será telemática, aunque podrá hacerse presencial en los centros cívicos. Los sevillanos recibirán en sus casas un código personal para poder votar

Comentarios 6

Los sevillanos votarán la tercera semana de septiembre para decidir si la Feria de Abril modifica sus fechas a partir del año que viene y pasa a celebrarse de domingo a sábado, con el alumbrado en la noche del sábado, y si quieren una jornada festiva todos los años a lo largo de la semana de farolillos. La consulta popular será presencial y telemática para todos los residentes en la ciudad mayores de edad. No será vinculante, pero el gobierno de Juan Espadas asumirá el resultado.

Son dos las preguntas que se realizarán tras la aprobación de la moción socialista en el Pleno municipal con las abstenciones de Partido Popular y Ciudadanos. La primera: "¿Está de acuerdo en que la Feria de Abril de 2017 comience la noche del sábado 29 de abril, con el tradicional alumbrado de la portada, y finalice el sábado 6 de mayo a las 24:00 horas con los fuegos artificiales, contando además con los días 30 de abril y 1 de mayo como días festivos?". La segunda: "¿Está de acuerdo con que la Feria de Abril cuente siempre con un día festivo de carácter nacional, autonómico o local?". En el caso del próximo año la jornada festiva sería nacional: el lunes 1 de mayo. Para años en los que no haya ningún día no laborable, como ha sido este año, el alcalde quiere que los sevillanos faculten al Ayuntamiento a mover a la Feria una de las dos festividades locales que hay actualmente, el Corpus Christi o el día de San Fernando, patrón de la ciudad, que se celebra el 30 de mayo y que ha sido el día modificado este año.

Una aplicación informática será la encargada de canalizar la opinión ciudadana de manera telemática. Antes de que se abran varias jornadas para votar, el residente recibirá en el domicilio una carta con un código PIN que le permitirá acceder junto a su número de DNI a una plataforma que se estará lista en dos meses y será utilizada en otros procesos participativos que planteará el gobierno socialista. La votación presencial, que será controlada por funcionarios, se podrá realizar desde los distintos centros cívicos y sedes oficiales repartidos por los barrios. Los técnicos municipales estudian si es necesario incluir una jornada no laborable para los ciudadanos que no puedan acercarse a votar durante un día lectivo.

El proceso participativo no seguirá finalmente las directrices de la Ley de Regulación de las Consultas Populares Locales en Andalucía. El alcalde justificó está decisión en su alto coste, estimado en 300.000 euros, y que no hubiera sido posible su celebración antes de que termine el año. Según esta ley, aprobada por el Parlamento de Andalucía en el año 2001, la consulta sería muy similar a la de unas elecciones: presencial, en una jornada concreta y podrían votar "los vecinos del municipio que gocen del derecho de sufragio activo en las elecciones municipales". Este modelo obligaba a activar la Junta Electoral de Andalucía y la de Zona, así como las mesas electorales, "para garantizar la objetividad y transparencia de la consulta, así como el principio de igualdad". La votación será la tercera semana de septiembre por dos motivos: al no poder realizarse antes de las nuevas elecciones generales, que se celebrarán el 26 de junio, y estimar el gobierno que julio y agosto son dos meses tradicionales para vacaciones.

El debate plenario estuvo a la altura de la moción. Los populares indicaron que "no es un problema vital para el sevillano el decidir el comienzo" de la Feria de Abril, aunque "otra cosa es regular la preferia". El argumento fue compartido por Javier Millán, portavoz de Ciudadanos: "No es serio dar pábulo a un esperpento de los medios de comunicación cubriendo si se cambia o no la fecha de la Feria, porque eso alimenta el estereotipo de que sólo nos gusta la feria y la juerga y no se ayuda a la proyección internacional". Espadas le recordó que "Sevilla tiene la mejor Feria del mundo, no me da complejo preguntar por un evento que genera un impacto económico de 700 millones de euros".

Más detalles del proceso de consulta popular solicitó Daniel González Rojas, portavoz de Izquierda Unida, quien planteó que puedan votar los menores de edad y llamó la atención por qué la primera consulta ciudadana sea sobre las fechas de la Feria, "existiendo temas más importantes". En la misma línea estuvo Julián Moreno, concejal de Participa Sevilla. Comenzó su intervención bromeando sobre el hecho de que IU siempre interviene antes, lo que provoca que Rojas "me levanta siempre los argumentos" y apostó por una Feria más abierta, con más casetas públicas y sin que las medidas estén focalizadas en el turista. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios