Huelga en hospitales y centros de salud

El 30% de las consultas del SAS se quedan sin médicos durante el paro

  • Los pacientes son derivados a Urgencias en la Atención Primaria; mientras que en los hospitales las esperas se alargan. El Sindicato Médico tilda de "éxito" esta demostración del malestar por los recortes.

Comentarios 3

El 30% de las consultas del SAS se quedaron este martes sin médicos, según los cálculos de la Consejería de Salud durante la jornada de huelga. El Sindicato Médico calificó el seguimiento como "un éxito" y una demostración del "profundo malestar" de los facultativos ante los continuos recortes en Sanidad. La manera de aplicar la ampliación de la jornada laboral a 37 horas y media semanales, los recortes en los salarios y la falta de personal para cubrir las ausencias han llevado a los médicos a rebelarse, mediante este paro, en la práctica totalidad de los centros asistenciales contra lo que consideran un ataque sin precedentes a los servicios sanitarios públicos.

Ante las consultas vacías, los pacientes en los centros de salud fueron derivados este martes a los puntos de Urgencias de Atención Primaria, que en algunos casos, como las Urgencias de El Cachorro, se vieron desbordados. Las esperas se alargaron y, en los quirófanos, se anularon intervenciones quirúrgicas. En centros de salud como San Luis o Las Letanías las plantillas de médicos secundaron el paro al 100%.

Las estampas de las esperas se repitieron: Hospital Policlínico Virgen Macarena, once y media de la mañana, el área de consultas de Cirugía General se llena de pacientes. Ni una sola silla libre. Los que esperan su turno se cargan de paciencia. Unos pasos más conducen a Radiodiagnóstico, más demoras. Dos enfermos permanecen en camillas y otros dos, en sillas de ruedas, a la espera de su número para recibir asistencia. Primera planta, la misma escena. En Neurología y Neurocirugía, la sala de espera también está repleta de pacientes. La huelga de médicos enlentece la asistencia; algunos pacientes prefieren volver al hospital otro día; y otros acuden a Urgencias. No se registran incidencias. Los pacientes asumen con calma los retrasos en la asistencia.

El deterioro de las condiciones laborales que sufren los médicos desde hace meses les ha llevado a seguir una jornada de protesta que, según el Sindicato Médico, tuvo un seguimiento "masivo teniendo en cuenta que en este sector la prioridad siempre son los pacientes frente a cualquier otra reivindicación. De modo que el amplio seguimiento de esta convocatoria, superior a otras huelgas anteriores, demuestra el enorme malestar de los profesionales", explicó este martes Antonio Gutiérrez, presidente del Sindicato Médico de Sevilla, central que convocó esta huelga.

Los servicios mínimos fueron similares a los de un día festivo, salvo en el caso de tratamientos de Oncología y Hemodiálisis, donde la asistencia fue del 100%. En centros de grandes dimensiones, como es el caso del Hospital Virgen Macarena, más del 70% de los galenos siguieron la huelga, según datos sindicales. "De 800 médicos en este hospital, 150 son eventuales que han visto reducir jornada y salario a un 75%; entre ellos se encuentran profesionales con 60 años y muchos con más de 40 años, que se sienten muy castigados por los recortes", explicó este martes Rafael Carrasco, delegado del Sindicato Médico en el Macarena.

A las doce del mediodía un grupo de médicos comenzó a concentrarse en la puerta del Hospital Universitario. Entre ellos, muchos residentes reclamaron una sanidad de calidad y la paralización de los recortes. Alejandro Martín es médico residente en Anestesiología y Reanimación, y este martes lamentó junto a decenas de compañeros, la disminución de recursos y el futuro incierto que afrontan. "O seguimos con otro MIR o buscamos en el extranjero, éstas son las opciones después de 10 años de formación", lamentó.

Además de la pérdida en el capítulo de personal, en los hospitales se ha detectado una reducción en recursos materiales y en medicamentos. Fármacos que no son vitales, como por ejemplo son los sedantes o los analgésicos, se obtenían, hasta ahora, con rapidez; pero ahora, los especialistas llegan a esperar, a veces, hasta 48 horas para tratar a enfermos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios