El robo de la droga fue gradual y se descubrió por casualidad

  • Un juzgado ordenó realizar un contraanálisis de un alijo hace mes y medio · El robo fue notificado a la Fiscalía y la investigación se centra en los propios agentes de la Udyco

Comentarios 9

El robo de unos cien kilos de cocaína y heroína de la Jefatura Superior de Policía de Sevillase descubrió por causalidad hace un mes y medio, cuando un juzgado ordenó realizar el contraanálisis de un alijo, han informado este jueves a Efe fuentes judiciales.

Según las fuentes, un abogado defensor pidió realizar el contraanálisis previsto por la ley y la Policía descubrió que la droga había desaparecido o había sido sustituida.

El departamento de Asuntos Internos de la Policía se ha hecho cargo de la investigación del robo y las pesquisas se centran en los propios agentes de la Unidad contra la Droga y el Crimen Organizado (Udyco) que son los encargados de custodiar los alijos en la Jefatura de Policía de Sevilla, donde deben observar estrictas medidas de seguridad.

El robo fue notificado a la Fiscalía de Sevilla y al juzgado de guardia, que decretó el secreto del sumario y ordenó seguir las investigaciones internas.

La Policía mantiene un secretismo total y no ha revelado la cantidad exacta de droga robada ni su naturaleza, aunque según las fuentes se trata de cocaína y heroína que desapareció gradualmente de los almacenes policiales, situados en un sótano de Jefatura de Policía de la avenida Blas Infante de Sevilla.

La Udyco de esta Jefatura está compuesta por medio centenar de agentes y en sus dependencias se guardan importantes alijos, al estar situada Sevilla en la ruta del hachís procedente del norte de África.

Las fuentes han añadido que ley establece que los alijos de droga deben destruirse por orden del juez y a la mayor brevedad posible, pero con la precaución de guardar muestras suficientes de cada uno de los fardos para la posible realización de análisis alternativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios