infracciones al volante

Las sanciones a los conductores sevillanos suben un 11% en un año

  • El año 2017 se ha cerrado con un crecimiento del número de sancionados y multas impuestas.

  • Hay un total de 3.367 conductores más que han sido castigados que en todo el año anterior.

Tráfico intenso en una carretera de la provincia de Sevilla. Tráfico intenso en una carretera de la provincia de Sevilla.

Tráfico intenso en una carretera de la provincia de Sevilla. / juan carlos muñoz

Comentarios 3

Más conductores sancionados, más multas y más puntos del carné retirados. Este es el balance con el que se cierra el año 2017 en materia de infracciones al volante. Un total de 35.717 conductores fueron sancionados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la provincia de Sevilla el pasado, lo que se tradujo en la tramitación de 38.289 multas que, a su vez, acabaron con la pérdida de 124.740 puntos del permiso de conducir. Estas cifras, según los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla, representan unos incrementos porcentuales del 10,40% en el número de conductores sancionados, del 11,68% de las sanciones, y del 12,27% de los puntos detraídos, en comparación con las estadísticas del año 2016.

Entre uno y otro año hay 3.367 conductores más sancionados que en 2016; las multas han crecido en 4.005; y los sevillanos han perdido 13.637 puntos más que en 2016.

Resulta igualmente sorprentende que este repunte de las infracciones en materia de Seguridad Vial se ha producido después de que el año 2016 se cerrara con un importante descenso de las multas, que bajaron un 25% con respecto al año anterior, el 2015. Esa caída de las multas, sobre todo las relacionadas con los excesos de velocidad, obedeció a una menor control de los radares de Tráfico en Sevilla y también a las numerosas sentencias que anularon o redujeron las sanciones porque se estaban aplicando mal los márgenes de error a la hora de tipificar las sanciones, según opinaban los expertos.

767 hombres y 85 mujeres perdieron el carné por quedarse sin puntos del mismo

A pesar del repunte de las multas de Tráfico en 2017, si se analizan los datos con respecto a los últimos años se observa cómo las cifras se sitúan todavía muy por debajo de las que se contabilizaron en los años 2013 y 2014, cuando se superaron levemente las 50.000 sanciones a los conductores sevillanos, mientras que en el último ejercicio ni siquiera se han alcanzado las 40.000 sanciones. En 2013 hubo en concreto 50.198 sanciones, otras 50.171 en 2014 y en 2015 se produjo un descenso hasta las 45.884.

Tabla con las principales infracciones por los conductores Tabla con las principales infracciones por los conductores

Tabla con las principales infracciones por los conductores

Las estadísticas de la DGT muestran que el número de permisos de conducir retirados en el año 2017 por la pérdida de la totalidad de los mismos afectó a 852 conductores, lo que representa un leve incremento con respecto a los 804 conductores que se quedaron sin carné en 2016. Por sexos, los hombres siguen acaparando más del 90% de las perdidas del carné -le fue retirado a 767 conductores- mientras que sólo lo perdieron 85 mujeres, apenas el 10% del total. En 2016 perdieron la vigencia administrativa del permiso de conducir 730 hombres y 74 mujeres -once menos que el año pasado-.

El carné por puntos está instalado en España desde hace más de once años, dado que entró en vigor el 1 de julio de 2006. Desde que se implantó el modelo, la Dirección General de Tráfico ha retirado 12.798 permisos de conducir a los conductores sevillanos, de los cuales 11.710 estaban en posesión de varones -lo que supone el 91,49% del total- y el resto, 1.088 -8,51%-, de mujeres. Esta estadística, analizada en los últimos años, se presenta constante desde que se instauró el sistema en cuanto a que nueve de cada diez licencias retiradas corresponden a hombres.

En estos más de 11 años de carné por puntos, han sido castigados 426.732 conductores sevillanos, a los que se han impuesto un total de 639.631 sanciones que se han traducido en la detracción de casi dos millones de puntos del carné: los conductores han perdido 1.964.558 puntos entre el 1 de julio de 2006 y el 31 de diciembre de 2017.

Por lo que se refiere a la tipología de las infracciones, los excesos de velocidad, el uso del teléfono móvil mientras se conduce o hacerlo bajo la influencia de las bebidas alcohólicas han sido las sanciones que tradicionalmente se han cometido con mayor frecuencia. De hecho, el principal motivo de sanción sigue siendo el gusto por pisar el acelerador, algo que está detrás de más de 12.000 sanciones impuestas en 2017, lo que supone el 33% del global de las multas en este periodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios