La planta de fertilizantes de Texas fue investigada en 2006 por sus medidas de seguridad

  • La Agencia de Protección Ambiental multó a la compañía por no cumplir con los requisitos federales. Los equipos de rescate han recuperado hasta ahora 12 cadáveres.

La planta de fertilizantes que explotó la pasada noche en West (Texas) fue investigada en 2006 por las autoridades federales y locales sobre sus medidas de seguridad, según recordaron varios medios estadounidenses. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) multó a la compañía en marzo de 2006 con 2.300 dólares porque el plan de seguridad de la empresa no cumplía con los requisitos federales, según apuntó el diario USA Today. En concreto hacía referencia a que no tenía un plan formal de mantenimiento escrito y pocos registros sobre la capacitación dada a los empleados.

La compañía corrigió las deficiencias y actualizó su plan en 2011, según certificó la EPA, que ha enviado un equipo de expertos a controlar la calidad del aire en la zona y los alrededores de donde se produjo la explosión. La compañía fue además investigada por la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas en 2006 después de recibir una queja en junio de ese año sobre un fuerte olor a amoniaco procedente de la planta, situada a 32 kilómetros al norte de Waco (Texas).

Fertilizantes West, fundada en 1958 y propiedad de la compañía Adair Grain, almacenaba 24,5 toneladas de nitrato de amonio, pero según una información del diario local Dallas Morning News laempresa había asegurado que no representaba ningún riesgo de fuego o explosión. Incluso señala, en lo que define como el peor escenario posible, que sería un escape de amoniaco durante 10 minutos, el cual, previsiblemente, no causaría heridos.

Todavía se desconoce el motivo de la explosión. Expertos en tratamiento seguro de materiales peligrosos indicaron a la cadena Fox News que el nitrato de amonio como producto químico no es considerado como un factor de riesgo de explosión cuando está en el aire como un gas. Sin embargo, puede explotar en determinadas concentraciones dentro de un contenedor y advirtieron de que los equipos de emergencia "no deben mezclar el agua utilizada para combatir incendios directamente con amoniaco". "Esto provocaría el calentamiento del producto, haciendo que el líquido se convierta en una nube de vapor", según indicó Calamco, una cooperativa de cultivadores en California.

Recuperados 12 cadáveres tras la explosión

Las autoridades locales informaron este viernes de la recuperación de 12 cadáveres entre los escombros en el área de la explosión. El portavoz del Departamento de Seguridad Pública, el sargento Jason Reyes, indicó en rueda de prensa que por el momento se han recuperado doce cadáveres y se han contabilizado "aproximadamente" 200 heridos, mientras continúa la operación de búsqueda de víctimas. No obstante, todavía no hay una cifra cerrada de víctimas mortales dado que podría aumentar según avanzan los trabajos de los equipos de rescate.

Reyes, que habló brevemente sin aceptar preguntas, señaló que se han revisado 150 edificios en las inmediaciones de la planta pero todavía quedan 25 casas por examinar. El área que más daños ha sufrido continúa cerrada al público y está siendo tratada como una escena del crimen, aunque las autoridades han indicado que todavía desconocen qué causó la explosión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios