Escándalo de los ERE fraudulentos

Guerrero sale de prisión tras pagar los 50.000 euros de fianza

  • Tras ser recogido por su mujer, su hija de diez años y su abogado, el ex director general de Trabajo y Seguridad Social se muestra "muy contento"

Comentarios 81

El ex director general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero, principal imputado en la investigación por el escándalo de los ERE fraudulentos, ha salido de la prisión de Sevilla-I a las 22:20 tras haber abonado una fianza de 50.000 euros que ha hecho efectiva en el juzgado de guardia.

En la puerta de la cárcel esperaban su hija de diez años, su mujer y su abogado, Fernando de Pablo. Guerrero aseguró sentirse "muy contento". Por su parte, su abogado afirmó que el dinero se ha reunido gracias a una "barbaridad de pequeños préstamos, ayudas y hasta empeños de anillos de familiares".

El juez Iván Escalera, que sustituye a la juez Mercedes Alaya en el juzgado de Instrucción número  6 de Sevilla, redujo la semana pasada a 50.000 euros la fianza impuesta al ex director general de Trabajo aunque no lo dejó libre sin fianza, al entender que aún persistía el riesgo de fuga y de que podía influir en otros imputados y en la misma investigación de los ERE fraudulentos.

El juez acordó una rebaja de la fianza –que la instructora había ya reducido en septiembre pasado a 150.000 euros- hasta los 50.000 euros, pero rechazó que quede libre sin fianza. Fuentes del caso apuntaron que en el auto, el juez Iván Escalera argumentó que a pesar del tiempo que Guerrero ha pasado en prisión provisional, todavía persistía el riesgo de que pudiera influir de algún modo en los restantes imputados y, de esta forma, en el curso de la investigación.

De la misma forma, el juez señaló que continúa presente el riesgo de que pueda tratar de eludir a la Justicia, dado que son varios los delitos cuya presunta autoría se les atribuyen y la posible condena que pudiera corresponderle.

En su resolución, el juez también rechazó la alegación de la defensa de Guerrero, que pedía un trato igualitario con el resto de los imputados en la causa –ya sólo estaba él en prisión provisional tras la excarcelación el pasado día 15 de su ex chófer-, y apuntó que la situación de Guerrero no tiene nada que ver con la de su antiguo conductor Juan Francisco Trujillo o con la de los directores generales que le sucedieron, por cuanto éstos estuvieron menos tiempo en el cargo que Guerrero, que pasó ocho años al frente de la dirección general de Trabajo y Seguridad Social.

El abogado Fernando De Pablo reconoció que, tras la puesta en libertad del ex chófer, esperaba que ocurriera lo mismo con Guerrero, aunque también consideró “normal” que el mismo juzgado que ya rechazó su excarcelación con anterioridad se pronunciara de la misma forma. El abogado concluyó que tiene una “sensación agridulce” con la resolución, por cuanto estimó parcialmente su recurso pero no acuerda la libertad sin fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios