El Desafío independentista

Iglesias usa el 28-F de coartada para justificar un referéndum pactado

  • El líder de Podemos ve similitudes entre las demandas independentistas y el procedimiento que siguió Andalucía para acceder a la autonomía plena

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias saludan al público que asistió a su debate sobre el 4-D ayer en Sevilla. Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias saludan al público que asistió a su debate sobre el 4-D ayer en Sevilla.

Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias saludan al público que asistió a su debate sobre el 4-D ayer en Sevilla. / juan carlos muñoz

Comentarios 16

"Si es necesario, hay que modificar las leyes para dar conducto democrático a la voluntad de un pueblo". Aunque parezca extraño, Pablo Iglesias no se refería al conflicto catalán cuando este jueves afirmó esto en Sevilla. El secretario general de Podemos hablaba del acceso de Andalucía al Estatuto de Autonomía por la vía del artículo 151 de la Constitución, que permitió a la región equipararse con las nacionalidades históricas y gestionar el máximo posible de competencias. Iglesias, junto con Teresa Rodríguez, ha participado en un debate organizado por la Cadena Ser para conmemorar el 40 aniversario de las movilizaciones del 4 de diciembre de 1977, que sacaron a la calle a más de un millón de andaluces para pedir autonomía.

El líder de Podemos defiende que un referéndum pactado es la mejor solución para Cataluña y, a su juicio, para ponerlo en marcha habría que auspiciar un procedimiento que él iguala al que se siguió tras el bloqueo del proceso autonomista andaluz en 1980. Para Iglesias, la situación actual se parece mucho a los meses posteriores a aquel plebiscito, ya que el acceso a la autonomía quedó bloqueado porque en Almería el no alcanzó el 50% de los votos sobre el total del censo, incluyendo las abstenciones. Ese era el método estipulado en el artículo 151 de la Carta Magna, pero ante las movilizaciones populares y la voluntad de la mayoría de partidos andaluces, el Gobierno accedió a cambiar la Ley Orgánica 2/1980 sobre Regulación de las Distintas Modalidades de Referéndum para que, con el aval de los diputados y senadores almerienses, el resultado final del referéndum dependiera del conjunto de Andalucía, que fue positivo.

El 4 de diciembre de 1977 la lucha del pueblo andaluz cambió las reglas del juego"

Este proceso, según Iglesias, es un ejemplo de que "el acuerdo político sirve para superar los límites de la ley" y es su propuesta para desatascar el desafío independentista en Cataluña. "La lucha de un pueblo cambió las reglas del juego", añadió el dirigente de la formación morada, que no quiso comparar de forma directa las movilizaciones del 4-D y el posterior proceso legislativo para lograr la autonomía andaluza. Sí comparó la consideración jurídica que logró en 1980 Andalucía con la que tienen las nacionalidades históricas. Que están blindadas en la Carta Magna sin necesidad de referéndum.

Iglesias defendió que esa consecución sureña fue gracias a que "el 4 de diciembre el pueblo andaluz ejerció su derecho a solicitar autonomía". Así contestó al moderador del debate, Diego Pablo Suárez, quien le recordó su "patinazo" durante un debate electoral en diciembre de 2015, cuando el líder de Podemos aseguró que las manifestaciones del 4-D fueron para pedir autodeterminación. El dirigente de la formación morada explicó que el preámbulo del Estatuto de Autonomía recoge esa voluntad autonomista e ironizó al afirmar que si "Rivera, Rajoy y Sánchez" leen el texto reformado en 2007 "a lo mejor piden la aplicación del artículo 155".

El manoseado artículo 155 de la Carta Magna no se aplicará en Andalucía, pero sí en Cataluña. Según reiteró ayer Iglesias desde Sevilla, "es la peor solución" propuesta por un PP "que es el partido que más incumple la ley y la Constitución" y que cuenta con el apoyo de Albert Rivera -"situado a la extrema derecha"- y Pedro Sánchez. El secretario general de Podemos, que también criticó el discurso de Felipe VI sobre Cataluña, mostró especial preocupación por el "giro" del líder del PSOE. "Veo mover los labios a Pedro y parece que habla Susana Díaz", apostilló Iglesias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios