La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Ahí seguimos, con la hora de Franco

Qué oportunidad perdida. Antier noche podía haber sido el momento idóneo para ponernos a compás con nuestros vecinos de meridiano. Podíamos habernos quedado con la hora que teníamos y, de paso, no habría habido tantos casos de impuntualidad como seguro que se dieron ayer. Se hubiera cumplido además con la fiebre abolicionista de símbolos franquistas, pues sabido es que ir con la hora de Berlín y no con la de Londres fue una idea de Franco para complacer a Hitler. Nuestra hora natural es la que marca Greenwich y no la que dictaba Berlín, pero setenta y tantos años después ahí seguimos, con la hora cambiada. Se le ha dado al reloj una hora más bajo una explicación que no comprende todo el mundo, la del ahorro energético. Y como lo del ahorro es batalla perdida, podría haberse apelado a la memoria histórica y abolir el invento por franquista.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios