La ventana

Luis Carlos Peris

Arde España por dentro y por fuera

PERPETRADA esa ignominia que es la puesta en libertad del carcelero más repugnante, el de Ortega Lara, y con el precio de la gasolina disparando el IPC entra septiembre. Septiembre era un mes reconocido porque en él se rectificaban rendimientos estudiantiles. Las asignaturas suspendidas en junio tenían septiembre como clavo al que agarrarse en busca de eludir la repetición de curso, por lo que susodicho mes llegaba precedido de cierta expectación. Pero nada igual a esto de ahora, a las expectativas que se crean en torno a la vuelta de las vacaciones y de una paralización del sistema que este año ha sido hostigado por las marchas de jornaleros, por las protestas de todo tipo y por los incendios, esa lacra que puede darle la puntilla a todo un país aún llamado España. Arde España por dentro y por fuera, arden de indignación sus entrañas y de forma tan real como dramática su epidermis. A ver si septiembre...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios