La ventana

Luis Carlos Peris

De cuando California era el espejo donde mirarnos

RECUERDO de un tiempo en que las utopías parecían posibles el que se nos agolpa de pronto con la muerte de Miguel Manaute. Recuerdo de una reforma agraria tan perentoria como factible aquella que propugnaba un hombre de pueblo, de tierra de verdeos y de cultivos realizables. Pepe Borbolla fue, compungido, quien nos alertaba hace ya tiempo de que Miguel jamás volvería a ser como antes. Primero con Rafael Escuredo y después con Pepote, Manaute era el brazo armado de la Andalucía agraria, de una Andalucía que estaba llamada a ser nuestra particularísima California. Dolorosamente, de aquello no queda nada y quién sabe adónde habrá ido a parar la amotillo de Miguel. Sí sabemos, ahora que se ha ido para no volver, que aquellos sueños de la joven conquista autonómica se marcharon para siempre y lo que resulta infinitamente peor es que no sólo no están, sino que ya ni se les espera.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios