La ventana

Luis Carlos Peris

Cuentas, conciliábulos, día después…

AMANECE el día después de la Feria menos lucida que se recuerda, algo así como aquella Armada Invencible que ni invencible ni nada, que los elementos hicieron de ella puritito picadillo. Bueno, pues hoy es el día después, el campo de Los Remedios será como un muladar, las cuentas de las casetas saldrán o no saldrán y la gente afín al toro, periodistas y aficionados de prestigio sobre todo, empleará la jornada en discernir el cuadro de honor de esta Feria que se dejó tanto festejo en las cunetas. Y se recordará aquella estocada del Cid el Domingo de Resurrección y la del Fundi a un toro de Palha, como las faenas del Cid a un victorino, de Perera a uno del Ventorrillo o Manzanares a un juampedro bajo el primer gran diluvio, aquella lluvia tropical que ni a presagiar lo que estaba por llegar. Hoy es día de balances y de conciliábulos y seguro que ya no llueve más en un tiempo más que considerable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios