Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

¿Entiendes?

TELECINCO ha iniciado sus emisiones en HD, pero son más bien expertos en TDS, Televisión Digital Subterránea. Su presunto documental La princesa del pueblo y el sesudo debate posterior suman una de las apoteosis del autobombo decrépito. Elevar a líder político y a cumbre sociológica a la emigrada de San Blas es lo más pretencioso que se ha padecido desde la intervención neoyorquina de nuestro presidente Además de una cuestionable encuesta de cachondeo, la noche principesca era un cúmulo de acólitos turiferarios y contertulios aduladores para jalear a Telecinco y a su profeta ¿me entiendes?

No es que esta broma de la estrábica del pollo haya llegado demasiado lejos, es que no tiene ninguna gracia. Sólo queda asombrarnos cada vez más de los siguientes escurridos a esta criatura que la presentan como la mártir de una telenovela real, que vive la existencia paralela de un culebrón para lelos. Entre muchos han creado este engendro y ella misma se lo ha creído, alimentándolo. Una princesa underground que despierta temores por condenar al destierro a quienes osan criticarla en algún programa. Hasta un veterano manipulador, un canoso borrón en la mejor TVE de la historia, la llegaba a comparar este jueves con Obama. So. Qué pena. Menudo cínico.

Dijeron de la soberbia princesa que "se come la cámara" (lástima que no se la comiera ya el olvido); la enaltecieron como una Lady Di desvelada por los desfavorecidos y hubo quien se acordó de Eva Perón. Pues sí, laque se proclamaba líder de los descamisados tiene con ella bastante paralelismo. Ahora bien, a Telecinco todo esto le da igual. Lo que interesa es el cash flow y seguirá inflando hasta el estallido este globo operado. Con melodrama o con sainete. Nos quedan unos años de principado rupestre. Lo siento. ¿Vale?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios