Visto y oído

Antonio / Sempere

Escorial

ENCUENTRO de críticos televisivos en El Escorial. El titular puede leerse con cierta sorna. Aunque el asunto es muy serio, lo que no es incompatible con que la ironía y la mordacidad sean el mejor aliado del buen columnista, también del crítico televisivo.

Hace tiempo que anhelaba este encuentro, en el marco de unos cursos de verano tan prestigiosos como los de la Complutense para reivindicar la vigencia y la necesidad de la opinión en las páginas de Comunicación de todas las cabeceras. Ahora más que nunca.

Las páginas de Comunicación de los diarios en las cabeceras nacionales están condicionadas por un hecho incontestable. Muchos diarios están adscritos a grupos mediáticos que cuentan con determinadas cadenas de televisión. De ahí que el trato de favor de El País hacia Cuatro o de La Razón hacia Antena 3 sea algo asumido. Por eso, porque en las propias informaciones ya van implícitas cargas de publicidad, porque los titulares tienen una parte importante de autopromoción de espacios y presentadores y proyectos vinculados con las cadenas hermanas, hay que luchar por mantener los territorios de la opinión.

Porque muchísimos lectores, como hago yo con este periódico, iniciamos el recorrido de los diarios por el final, justo por las páginas de televisión. Porque el año que viene es crucial, por el apagón analógico, por la desaparición de la publicidad en La Primera y La 2, porque algunas televisiones autonómicas inician su tercera década de vida vergonzante, es necesario que los columnistas estemos alerta. Por eso un encuentro de críticos de televisión en El Escorial no es ninguna broma. Los diarios El Mundo y Público han erradicado las páginas de esta sección, más allá de las parrillas, hasta septiembre. Hay que reclamar más espacio, más atención, y sobre todo, más opinión, el futuro de la prensa impresa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios