Pisando área

Génova al museo de los horrores

Jiménez podrá dejar segundo al Sevilla, pero sus detractores tienen desde el pasado jueves una bala más

PODRÁ acabar segundo, tal y como cierra el año el Sevilla, podrá incluso llegar a la final de la Copa del Rey, pero el petardazo en Génova ha pasado desde el jueves en lugar preferente al museo de los horrores de Manolo Jiménez, un sitio oscuro en el que descansan una eliminatoria mal jugada ante el Fenerbahçe, otra con similar suerte frente al Barça, un 1-2 con el Atlético de Madrid que descuadraba el goal average, un 1-4 con el Almería que dolió como pocos en Nervión y el once del derbi.

Este repóquer de cinco ases negros le bastará a cualquier sevillista de esos que obligaron a Del Nido a levantar la voz en la Junta de Accionistas para volver a acudir al Sánchez-Pizjuán con los cartuchos llenos de plomo y la escopeta en bandolera. El crédito de Jiménez es ahora mismo un cable pelado al que ningún favor le hace la imagen dada en Son Moix, un escenario donde, por ejemplo, gente como Jesús Navas acusó el absurdo lote de correr que se dio ante la Sampdoria, más hacia atrás que hacia delante desde que Mosquera hizo su funesta aparición. El colombiano, convertido además en el anticristo de la afición y de la prensa desde tiempo ha, no ayuda en nada al discutido entrenador, que si se está quemando en muchos frentes uno de los primeros es defender y querer salirse con la suya con un jugador que tras lo sucedido en el hall del Palas Atenea es ya un problema serio para el club y debería serlo también para quien lo trajo, al que tener un jefe por encima con sillón en el consejo no debería librarlo de sus -no pocas- culpas.

El Sevilla entra en el año segundo en solitario por detrás del estelar Barcelona de Guardiola y eso debería tener su valor, igual que los números y los porcentajes de victorias del actual técnico de los blancos, pero las sensaciones son extrañas incluso dentro del club hasta en campanazos como el del Bernabéu. Y viendo jugar día tras día a este equipo más hubiera valido que los que descubrieron a Mosquera hubieran ido buscando lo más parecido a Kanoute, porque empieza a faltar mucho y cada vez que falta...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios