desde mi córner

Luis Carlos Peris

Granero, igual a marear la perdiz

De una vez deberían en el Betis ir a la caza de piezas asequibles y no por unas que entran de lleno en ilusorias

GRANERO es el último rumor, el último nombre de la larga lista de refuerzos que circula con destino el Betis, por siempre Real Betis Balompié. No hay manera que en el club heliopolitano, sevillanísimo club de las trece barras en su escudo y no confundir con su camiseta, se entre en razón y se vaya a la caza de piezas posibles y no ilusorias o ciertamente hipotéticas. ¿Alguien en su sano juicio puede creer que las condiciones económicas que rodean al Pirata entran en los reducidos parámetros del esquilmado Betis? ¿No es una pérdida de tiempo más eso de ir a un caladero prohibitivo mientras van cayendo hojas de almanaque?

Ítem más. Dado el catastrófico sistema defensivo del equipo no parece creíble que Granero sea una prioridad. Es más, aunque estuviera el Betis necesitado de un media punta más, lo primero es lo primero y ello es revertir la sensación de vulnerabilidad que da el Betis ante cualquier rival. No hace falta que sea el Barcelona quien esté al otro lado del campo, pues demostrado queda que cualquier Córdoba que por el mundo vaya es capaz de ponerte los pelos como escarpias no más circulen por las cercanías de Casto, Goitia o Fabricio, que tanto da lo que da lo mismo. Se trata de un cúmulo de prioridades que nada tienen que ver con Granero y punto.

Como se podrá observar, todo esto ya se esgrimía antes de la lesión de Amaya, ya que las necesidades serían las mismas aun en un estado físico perfecto del corpulento central madrileño. Podría argüirse también que para ese puesto tan importante en cualquier diseño razonable, el Betis anda muy en precario. Rápido con la velocidad de reacción que demanda la Primera División, el Betis sólo tiene ahí a Mario y ocurre que Mario rara es la vez que está a disposición de Mel. Todo indica que la política de refuerzos es tan errática como lo era en el régimen anterior, pues la verdad es que chirría una barbaridad que en este páramo surja el nombre de Granero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios