El parqué

Pablo Cumella

Mal día

EL Íbex cerró la sesión de ayer con una fuerte caída del 2,44%, el mayor descenso desde el pasado 4 de febrero, que situó al selectivo en el nivel de los 10.312,9 puntos.

La sesión sólo terminó con cuatro valores en positivo y los más castigados fueron los bancos, arrastrados por decisión de Moody's de revisar a la baja las participaciones preferentes de 18 entidades.

El Íbex abrió en positivo, pero no pudo mantener las ganancias hasta el cierre, en una jornada bajista en toda Europa, aunque Madrid fue la plaza que registró un peor comportamiento. En concreto, Fráncfort retrocedió un 1,48%, seguido de París (-1,46%) y Londres (-0,69%).

La decisión de Moody's, que no afecta a BBVA, Santander y La Caixa, caló a los inversores, que se lanzaron a las ventas por temor a que esta decisión pase factura al sistema. En concreto, Banco Santander perdió un 4,10%, seguido de BBVA (-3,59%), Banesto (-2,37%), Bankinter (-2,28%), Banco Popular (-2,22%) y Banco Sabadell (-1,85%).

El Íbex perdió la senda alcista que mantuvo durante los últimos cinco días y volvió a sumar una nueva sesión en negativo, en la que, además de los descensos de la banca, también influyó el tono negativo de Wall Street.

En el mercado español, también se situaron en negativo BME (-4,84%), por delante de Sacyr Vallehermoso (-4,10%), Gamesa (-3,59%), ArcelorMittal (-2,45%), Telecinco (-2,37%), Telefónica (-2,25%) y Repsol (-1,29%). En el lado positivo sólo se situaron: OHL (+1,46%), Iberia (+1,17%), REE (+0,70%) y Ebro Puleva (+0,63%).

En el mercado de divisas, el euro pierde posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil de ayer el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,3546 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios