El parqué

Pablo Cumella

Premio de consolación

EL inesperado descenso de las reservas de crudo en Estados Unidos amenazó con dinamitar las ganancias en los mercados de renta variable. El mercado se despertó con la noticia de que la economía estadounidense creció nueve décimas en el primer trimestre (por encima de las primeras estimaciones), aunque una tasa aún demasiado modesta como para echar las campanas al vuelo. Las Bolsas europeas se decantaron por las ganancias tras digerir mejor de lo previsto los pésimos datos de inflación adelantados del mes de mayo. En España, los precios subieron cinco décimas hasta situar la tasa interanual en el 4,7%, la mayor en once años. No estuvo sóla. En Alemania la inflación repuntó seis décimas, una espiral inflacionista que carga de razones al BCE en su cautela monetaria y aumenta la posibilidad de que una Europa en desaceleración tenga que hacer frente a próximas subidas de los tipos de interés. Almunia ya advierte que la situación es compleja en todos los países y pide más liberalizaciones. Por lo pronto, el Euríborsigue por encima del 5% un día de su cierre mensual. En este difícil contexto, el Ibex 35 recuperó un 0,3% y el nivel de los 13.500 puntos, para acabar en 13.539,5 enteros, impulsado por las ganancias de Telefónica y Repsol. El Cac-40 parisino mejoró un 0,1%, el Dax de Francfort, un 0,3 por ciento, mientras que el FTSE-100 de Londres terminó prácticamente en tablas. El mejor del selectivo fue Técnicas Reunidas, que recuperó un 5,16%, seguida de Gas Natural (2,97%) y Enagas (3,19%). Entre los grandes, los mejor parados fueron los títulos de Telefónica, con un avance del 1,15%, seguidos de Repsol- YPF, que mejoró un 1,1%. Santander acabó en tablas, y BBVA, casi, con un descenso del 0,14%. El más castigado de la sesión, Iberia, que cedió un 2,31% en el día en el que advertía de las dramáticas consecuencias del alza del crudo en la industria aérea.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios