Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Tiempo habrá de pensar en el Braga

Con un título tan a la mano como esta Supercopa es inimaginable que el Sevilla se reserve para lo del martes

DENTRO del tour de force que el Sevilla tiene programado en este mes de agosto, hoy amanece una de sus tachuelas principales, pues tiene el equipo sevillista la oportunidad de atesorar más plata en este tiempo de vacas lustrosas que pasan por Nervión. Intoxican desde algunas trincheras con la especie de que el Sevilla acude al coliseo de la Riera Blanca con un ojo ahí y otro en la visita que habrá de recibir el martes, pero yo no me lo creo. No puedo creer que con la nueva plata ya medio agarrada vaya a perder tensión y pensar en otra cosa por muy importante que sea esa otra cosa y por mucho que influya en el presupuesto.

Mucho antes de que los números agobiasen a los dirigentes, muchísimo antes de que fuese el dinero el único becerro al que adorar, en el fútbol regía la competitividad y ese afán de ganar por el que se hace felices a los seguidores. Y el Sevilla aparecerá esta noche por la bocana del Camp Nou cuando en el electrónico parezca reflejarse un 1-3 que a los blancos han de servirle de asa con la que asir un nuevo trofeo, un título más. El Sevilla ya no es aquel de Eindhoven que levitó por un éxito que se le resistía desde tiempo inmemorial, sino una institución que ha hecho del éxito un hábito en estos cuatro años, pero a nadie le amarga un dulce y un nuevo dulce está en el horno.

Por lo pronto, Antonio Álvarez ha hecho lo habitual en cada final, llevarse a toda su plantilla. Pensar en la visita del Sporting de Braga, con toda su importancia económica, es algo que debe aparcarse hasta después de que Ángel Villar haga entrega de la Supercopa. A partir de ahí, el equipo portugués debe ser una obsesión para que a la hora de autos no tenga otra que sacar la bandera blanca y rendirse sin condiciones. Hasta entonces, el Barça como único motivo de distracción. Por mucho que diga el tesorero, el fútbol se inventó para, mediante la victoria, hacer feliz a la afición propia, conque usted a sus números y que el equipo piense en la victoria, sólo en la victoria.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios