Las dos orillas

José Joaquín León

¡Tierra,trágame!

HAY que ser positivos, como gusta a quienes meten la pata en los socavones. Ayer pudo ser un gran día, porque estaba previsto inaugurar el Metro el 20-D. ¡Qué socavón! ¡Qué sofocón! Cuando ya me iba a sacar el bono de 10 viajes, cuando tenía todo planificado para viajar hoy entre Los Quintos y Los Remedios, cuando pensaba portarme como un dominguero cateto, pues a esperar otra vez, ¡por culpa de un socavón! Pero si llevamos toda la vida esperando, pero si esto lo aplazan de año en año. Este Metro funcionará para la Semana Santa de 2009, según ha prometido Luis García Garrido, consejero de Obras Públicas. Yo conocí a otro consejero de Obras Públicas, también del PSOE, ya difunto, que en Gloria esté, que lo prometió para los partidos del Mundial 82, y así se publicó en su día. Quiero recordar que los plazos del Metro que dan los consejeros son bastante aproximados.

-Otra vez nos hemos quedado compuestos y sin Metro.

Pero hemos salvado los muebles. Ustedes entiendan el problema. En la Puerta Jerez se hunde casi todo: los cimientos de algunas casas, un quiosco, etcétera. La Puerta Jerez es inestable. Ahora me explico por qué el Consejo de Cofradías, que tiene allí su sede, se quería mudar a San Hermenegildo. Imagínense el problema si un socavón se traga al pleno de hermanos mayores. O se merienda al pregonero y los periodistas en la rueda de prensa que se han inventado este año.

Pues imagínense algo peor: que un socavón del Metro se traga un tranvía. Si se ha zampado un quiosco, con todos sus avíos, la lotería y la señora quiosquera incluida, ¿por qué no se va a tragar un tranvía? Este Metro se traga lo que le pongan por delante. No pasará bajo la Avenida porque se tragaría la Catedral, y a la Giralda de postre.

-Este Metro es insaciable. ¡Se ha tragado hasta el Gordo! Y si toca será para ZP.

Es posible que el carro robado a Manolo Escobar aparezca en un socavón del Metro. Por eso, le digo a todo el mundo en general que hacen bien en aplazarlo. Pararlo ahí. ¿Querían que se tragara también el Hotel Alfonso XIII? Sería nefasto acostarse en una suite de gran lujo y amanecer en un socavón cochambroso. Con una propaganda semejante dejarían a Sevilla hundida.

Por cierto, ¿alguien se ha enterado si el jefe de estas obras se apellida Murphy? Es que tienen un cenizo de tocar madera. Si les puede pasar algo malo, seguro que les ocurre algo peor. Y mientras tanto, todos los derrotistas que hay en Sevilla, dándole caña al Metro, como al tranvía. Aquí le dan caña a todo lo que se mueve.

Teniendo en cuenta todo esto, le doy la razón a la Junta por aplazar la inauguración, una vez más. Total, si ya llevan 26 años de retraso desde la fecha que anunció el otro consejero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios