Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Urge que en el Betis se hable de fútbol

AMANECE fútbol en el universo único del Betis, por siempre Real Betis Balompié. Al fin, una jornada con el balón como protagonista y no una de tantas en las que la vida verdiblanca se vio enturbiada por cuestiones en las que nada tiene que ver el fútbol. Y en este primer sábado cuaresmal, el Betis y sus circunstancias afrontan una cita que puede convertirse en trascendente con vistas al fin que persigue, el de recuperar el estatus perdido.

Es la cosa contra un equipo que ha dejado de sorprender a fuer de una andadura que supera en dos puntos a la del muy favorito Betis. Y aparece este duelo en un ambiente extraño, pues de la euforia que levantó el segundo tiempo de Gijón se pasó a la mohína de cuatro puntos perdidos de forma inexplicable. Inexplicable e inadmisible lo que se llevó la Ponferradina y lo que se dejó en las cunetas del Carlos Belmonte para agriar un estado de ánimo que se había venido arriba.

Y convendría en aras a la idónea marcha del negocio que el ambiente de esta noche en Heliópolis no fuese alterado por el tobogán de cuestiones extrafutbolísticas que han bombardeado el nido bético. Importa el Betis y sólo el Betis, nada más que el Betis para que en su camino no se cruce ninguna de las nubes que han ensombrecido su firmamento en estos tiempos recientes. Se trata de la lucha con un rival directísimo con el que sólo vale la unanimidad en el empuje.

Es mucho lo que el Real Betis Balompié tiene en el aire como para que ese aire esté viciado y juegue en su contra. Ya sé que resulta repetitivo el discurso, pero es que no cabe otro que el de soplar al unísono de popa para que la nave enfile puerto por el camino más corto. Hay que hacer abstracción de las inconveniencias paralelas y pensar que si la meta se atisba lejana más lejos aún va a verla el Betis como la grada se divida o deje de apoyar como en ella es habitual.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios