La ventana

Luis Carlos Peris

En agosto, Sevilla sí es una maravilla

NADA se parece a lo de antes. Es como si hubiese cambiado el tiempo y también la velocidad, con una subversión de los ritmos que no por esperada se hace menos agradable. Agosto en Sevilla es una maravilla se ponga usted como se ponga. Entre que los políticos andan con los brazos más caídos que de costumbre, que ya es caerse, y que a menos bulto, más claridad, vivaquear en Sevilla en este mes nos trae aires de nostalgia por un tiempo que creíamos definitivamente marchitado. Sólo hay que contar con un buen sistema defensivo que nos permita plantarle cara a la calor para que nos creamos instalados en una especie de nirvana feliz de indescriptible definición. Podríamos parafrasear a Antonio Machado y decir "oh maravilla, Sevilla sin sevillanos, la gran Sevilla", pero no queremos ser tan drásticos como fue el magno poeta; si acaso digamos qué maravilla de esta Sevilla tan disfrutable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios