Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un cartel inédito y lleno de solera

Curiosamente, dos pioneros que acumulan más de doscientos años de vida chocan por vez primera en la Liga

SUMAN doscientos ocho años de vida, pero el Betis y el Real Unión de Irún jamás han colisionado en Liga. Coincidió el ascenso a Primera del Betis en la recién creada Liga con el descenso de uno de sus pioneros, el histórico club fronterizo. Hoy chocan por vez primera en el torneo de la regularidad en una confrontación que se da entre un recién descendido y un recién ascendido, pero sí existen precedentes en Copa con pleno bético de cuatro victorias en los cuatro partidos librados. Los dos últimos son muy recientes, del último enero, y todo se resolvió con gol de Damià en la ida junto al Bidasoa y de Arzu en la vuelta.

Nada que ver esto de hoy con el pasado y al Betis le explota en la cara la cruda realidad a la que le han llevado entre unos y otros, más uno que otros. Es una cita la de esta atardecida al final de la Palmera con toda la presión de lado verdiblanco, pues en ella tienen los de Tapia mucho que perder y la obligación ineludible de ganar. Vista la poca solvencia del Betis para amarrar los triunfos viajeros, Heliópolis ha de hacerse bastión inexpugnable para que este calvario insufrible de no descansar cuando juega España, cuando libran los que siempre fueron el prójimo más próximo, termine lo antes posible, que nunca será antes de las calores de 2010.

Estamos ante un cartel con más de doscientos años a sus espaldas, pero inédito en Liga. Dos pioneros del fútbol de élite que conforman una programación con tanta solera como nulos antecedentes. Nuestros antepasados se removerán allá donde estén viendo que esta tarde, cuando empiece a anochecer, en Heliópolis juegan el Real Betis Balompié y el Real Unión de Irún. Un cartel como de otro tiempo, pero que jamás se dio, las cosas que tiene la vida. Claro que lo importante de este cartel con tanta carga nostálgica es que el Betis, no se olvide, parte con la ineludible obligación de ganar, más que nada para descansar cuando juega España; o sea, como los demás.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios