La ventana

Luis Carlos Peris

¿Y qué más da de dónde proceden?

VIOLACIONES junto al Valme y asesinato en el Nervión Plaza con la autoría de menores como denominador común. ¿Hay derecho a que una sociedad pueda sentirse indefensa ante estos aprendices de alimaña? La precocidad de estos delincuentes mueve a la más profunda indignación y hora es que de una puñetera vez se le pongan puertas al campo. Me da igual la procedencia de estos aventajados aprendices de criminal, pues surgen como setas tras la lluvia en cualquier parte de este mundo que soportamos. Lo mismo da que da lo mismo el origen de esa lacra, pero que a una pobre trabajadora la revienten para quitarle telefonino y bonobús no hay por dónde cogerlo. Sé que en caliente no se debe legislar, pero la Ley del Menor es demasiado rica en gateras por donde se escapan auténticos monstruos que siembran de dolor la Tierra y lo de menos es de dónde vienen.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios