PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El semáforo de Kafka

YA tiene Salvador Távora argumento en su propio barrio para ampliar repertorio. Y volver al teatro social sin miedo a que chantajeen con la subvención. Campanas tocan a duelo por el atropellamiento mortal de Consuelo González Gutiérrez, una mujer a un bastón pegada por sus discapacidades. Una funcionaria que ha perdido la vida por culpa de la mala gestión burocrática. En la Avenida de Hytasa, del Cerro del Águila y de La Cuadra, las historias y los personajes de Kafka, Beckett, Ionesco y Arthur Miller han sido superados por la realidad con semáforo apagado. Consuelo es mártir de la peor discapacidad: la negligencia de un departamento político cuya falta de reflejos atropella al sentido común.

Las decisiones que tomó el alcalde, tras la indignación de los vecinos y trabajadores del barrio, son la mejor prueba de que era muy fácil haber adoptado a su debido tiempo las medidas preventivas para garantizar la seguridad vial al cruzar de acera a acera en una avenida con tanto tráfico (sumen el vecindario, dos consejerías autonómicas y tres polígonos industriales). Si la ciudad de las personas consiste en que durante medio año conductores y peatones improvisen decidir a quién le toca abrirse camino por una densa vía de doble sentido y cuatro carriles, y de igual modo por sus calles transversales, ¿por qué no se ha aplicado el mismo rasero de caos a la sevillana en otros barrios de primera cuando se hace el carril bici? Eso sí: el Martes Santo, todos al Cerro, con vara y medallón, para sacar pecho y ponerse al frente de la manifestación.

Un accidente mortal se puede producir en cualquier lugar, por muy señalizado que esté, si coinciden una falta de concentración y un exceso de confianza. El riesgo cero no existe. No culpen al alcalde del atropello. Endósenle sólo la responsabilidad de no destituir a los ineptos compañeros de partido que gestionan tan mal y con tanta temeridad la ciudad de las personas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios