Tomares

Polémica por unas facturas de comidas, copas y tabaco cargadas al presupuesto

  • El edil del PA Alberto Mercado acusa al alcalde del PP de gastos no justificados y el gobierno local culpa de lo mismo al concejal.

Comentarios 26

El Pleno de este martes en Tomares en el que se aprobaron las cuentas generales de 2007 a 2011 y la liquidación de 2012 volvió a estar marcado por el enfrentamiento entre el gobierno local del PP, que las aprobó en solitario, y la oposición, que acusa al alcalde, José Luis Sanz, de oscurantismo y de intentar ocultar parte de la contabilidad. Así y a pesar de los aparentemente buenos resultados -2012 se cerró con un remanente positivo de 3,7 millones de euros-, el edil del PA, Alberto Mercado, va a pedir que el Tribunal de Cuentas audite de forma exhaustiva los datos de los años anteriores al existir facturas que la oposición no ha podido examinar en profundidad por comidas, tabaco, bebidas alcohólicas en "copas de balón" y langostinos de 200 euros el kilo, asegura, en restaurantes de Sevilla y Valencia, Madrid, Santiago o Pontevedra. En una factura de octubre de 2008, en el Azafrán de Camas, se gastó 218,60 euros y se degustaron almejas finas, jamón, y lechazo de Burgos. En otra comida posterior de 158,25 euros en El Espigón de Madrid, lubina y cañaíllas. El vino Matarromera, de 23 a 24,50 euros por copa, aparece en ambas. 

Según Mercado, la oposición debió tener 15 días para revisar cada cuenta anual, pero sólo se dio ese plazo para el conjunto de ejercicios. Los gastos excederían lo estrictamente protocolario y no están debidamente justificados. La oposición ya denunció que la Policía Local le retiró el expediente y el gobierno local lo justificó en que estaban ya fuera del horario laboral del Ayuntamiento. 

Las facturas en cuestión son de 2007 y 2008, cuando el propio concejal del PA fue socio del gobierno del PP, aunque el andalucista asegura que éstas no pasan por la comisión de gobierno local, en la que él estaba. Desde el gobierno local, el concejal de Hacienda, Miguel García de la Rosa (PP), acusó a Mercado de dejar "en sus áreas un agujero negro de más de 600.000 euros en facturas sin contabilizar o registrar". Respondió a la denuncia que las facturas sin número de comensales también pueden ser del edil andalucista, al que atribuye una factura por 18.000 euros de un viaje a Irlanda "sin justificar" para una exposición del que se beneficiaron él mismo y su hermano pintor. Alberto Mercado destacó que son los costes del traslado de la muestra de pintura, que el gobierno local intenta acallar sus denuncias y amenazó con querellas. Esta polémica se une a la de contrataciones supuestamente irregulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios