Zoido multiplica las partidas para colegios y el pago a proveedores

  • El alcalde avanza sin más precisión que sus primeras cuentas incluyen un "notable" recorte en gastos corrientes · El concejal Gregorio Serrano anuncia "medidas dolorosas" por la situación heredada.

Comentarios 15

Más dinero para colegios, para políticas sociales y para el pago de proveedores. Y un recorte "notable" en gasto corriente. Son algunas de las características del presupuesto general de 2012 que el Ayuntamiento de Sevilla presenta hoy martes a la consideración del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) antes de su aprobación en un Pleno extraordinario que se celebrará antes de final de año. El propio alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, tomó estratégicamente la iniciativa ayer y avanzó algunas líneas de las cuentas. Ayer también, el superconcejal Gregorio Serrano, que asume las áreas de Economía, Empleo, Turismo y Fiestas Mayores, realizó un anunció nada halagüeño: "Nos han dejado el Ayuntamiento arrasado y hay que tomar medidas dolorosas. La situación financiera del Ayuntamiento pone los vellos de punta". 

El proyecto presupuestario eleva un 15% la partida destinada a las políticas sociales, incluye 3.428.438 euros para el mantenimiento de los colegios de la ciudad (en 2010 sólo tuvieron 516.000) y destina más de cinco millones de euros para solventar la deuda contraída con los proveedores(antes sólo se destianaban 57.000 euros a este concepto). 

Zoido defendió que el proyecto presupuestario supone una clara apuesta por el empleo, por las políticas sociales y por las cuestiones que "mejoran la calidad de vida de los sevillanos". El gobierno garantiza que en los primeros días de 2012 Sevilla contará con el presupuesto aprobado definitivamente que permitirá, pese a la situación económica y financiera municipal, "iniciar nuevos proyectos y mejorar los servicios y la calidad de vida en la ciudad". 

Zoido felicitó a los trabajadores del Ayuntamiento que han participado en la elaboración del presupuesto, aunque no abundó en las cifras por capítulos del proyecto de presupuesto porque aún no ha sido conocido por el Consejo Económico y Social de Sevilla. Sí quiso hacer hincapié en el esfuerzo inversor que el Ayuntamiento realizará para cumplir con los padres de alumnos de los colegios públicos de Sevilla que vienen demandando mejoras en los centros donde cursan sus hijos. 

Los colegios sevillanos tendrán para el año 2012 un total de 3.428.438 euros en inversiones frente a los 516.000 euros del año pasado. Además de las inversiones, el gobierno local ha previsto en el presupuesto el mantenimiento en condiciones idóneas de las instalaciones de los colegios públicos, por lo que los recortes anunciados en el capítulo de gasto corriente no deben afectar a las partidas relacionadas con el mantenimiento y funcionamiento de los colegios con el objetivo de garantizar el buen estado de los centros educativos. 

Zoido calificó de "realista e ilusionante" su primer proyecto de presupuesto. Dijo que no se trata de mirar al pasado, pero sí de "construir saneando los pilares que nos hemos encontrado en el presente" y recordó que estos presupuestos han sido confeccionados con un remanente negativo de tesorería y el incumplimiento del Plan Económico financiero de Reequilibrio aprobado en junio de 2010, ajustado en diciembre del mismo año e "incumplido por el anterior gobierno municipal". Así lo demuestra, según el alcalde, la liquidación del año realizada por la Intervención General del Ayuntamiento, que confirmó que, pese a los compromisos adquiridos en ese plan, las cuentas municipales registraron un saldo negativo que, además, no fue contemplado en la elaboración del presupuesto de 2011, que debió aprobarse, por imperativo legal, con un superávit inicial en cuantía no inferior al déficit. 

Para Zoido, es fundamental elaborar "unos presupuestos realistas", acordes con los proyectos que sepretende llevar a cabo y alejados de la "sobrepresupuestación en origen", construidos desde los ingresos y no desde los gastos. 

Añadió que "es posible la contención de la presión fiscal iniciada por este gobierno municipal con la aprobación de las ordenanzas fiscales para el año 2012, gracias a una mejor gestión de los recursos y una notable reducción del gasto corriente". Esta disminución en el capítulo segundo será posible con la eliminación, entre otros, de gastos diversos, propaganda y trabajos técnicos que o son innecesarios o realizarán los funcionarios. 

El alcalde valoró el esfuerzo del Ayuntamiento para disponer más fondos para el pago a proveedores con los que el anterior gobierno contrajo deudas. Hay que tener en cuenta, según Zoido, que el impago de facturas puede llevar a los emprendedores al cierre de sus negocios con la consiguiente pérdida de puestos de trabajos. Por eso, el Ayuntamiento debe cumplir con los pagos de las obras y servicios encargados, por lo que desde el mes de junio hasta ahora, el actual gobierno municipal ha ido aprobando reconocimiento de créditos con tal fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios