Málaga Cine

Pau Teixedor abre puertas al drama psicológico y fantástico con 'Purgatorio'

  • Oona Chaplin protagoniza el debut del realizador, una historia de fantasmas rodada en Seseña.

El drama psicológico con elementos del genero fantástico hizo su aparición hoy en la sección oficial del Festival de Málaga con Purgatorio, el primer largometraje dirigido por Pau Teixedor, que está protagonizado por Oona Chaplin. La actriz interpreta a una joven que se ve obligada a cuidar a Daniel, el hijo de su nueva vecina, pero la noche avanza y nadie pasa a recogerlo, mientras el comportamiento del niño se vuelve cada vez más inestable, inquietante y violento, y asegura que en la casa hay escondido otro niño que solo ve él.

Teixedor cree que, "pese a ser una película de género, tiene muchos elementos para estar en un festival abierto a géneros más amplios", ya que en su opinión "es difícil poner límites de dónde empieza un género y termina otro".

En la historia buscaba "un poco de ambigüedad", porque "mientras la primera lectura es muy clara, hay pequeños detalles que invitan a plantearse por dónde va, una segunda lectura que pretende ser sugerente", señaló ayer el director. Tanto el espejo como el purgatorio "son metáforas que hablan del estado de ánimo de los personajes, para dibujar su estado y el viaje que van a hacer".

Sobre la localización del rodaje, Teixedor apuntó que en el proceso de búsqueda llegaron a Seseña y "fue alucinante ver con los propios ojos una ciudad fantasma de la que hablaba la prensa". "Quería situar la película en un sitio y un momento concretos, en la España de hoy de la burbuja inmobiliaria", afirmó el director, que se considera "afortunado" de haber podido rodar esta historia, ya que "hacer una película de género en España es como jugar en el medio centro del Barca: ¿A quién quitas, a Xavi, a Iniesta...?".

Para Oona Chaplin, el purgatorio "es la sensación de estar en el limbo, ni en la vida ni en la muerte", y la experiencia de su personaje "de estar muerta y al mismo tiempo estar viva". Lo que le llamó la atención del guión "es que es un drama que da miedo, pero también una historia muy real que puede contar una amiga que ha estado en una casa de campo", dijo Chaplin, que confesó que el cine de terror "en general" no le gusta.

Uno de los productores de la película, Enrique López Lavigne, explicó que el proyecto surgió de una iniciativa experimental, un concurso de guiones para descubrir a nuevos realizadores, y cifró el presupuesto en unos 200.000 euros, con un rodaje que se prolongó durante menos de dos semanas.

El estreno también será novedoso, ya que además del montaje que se vio ayer en el Festival de Málaga habrá otro adaptado a internet y dispositivos móviles, y anoche mismo se pudo ver un capítulo 0 en el canal La Sexta 3, una precuela de la historia que se desarrolla en la película. La próxima semana se producirá el estreno en salas, dos semanas después estará disponible en Orange TV y, a la semana siguiente, se ofrecerá el visionado a los compradores de una revista impresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios