Alcances

Distensión y buena sintonía

  • El jurado oficial de Alcances, reunido al completo desde ayer, comienza a cambiar las primeras impresiones antes de la decisión definitiva, en la noche del jueves

Los gestos serios del primer momento de encuentro tornan pronto en sonrisas cordiales y, en cuestión de pocos minutos, en divertidas carcajadas compartidas. Los miembros del jurado de Alcances, al completo desde ayer, bromean entre las hamacas de la piscina del Hotel Atlántico.

En estos días previos al veredicto final, que se decidirá el jueves por la noche, el jurado establece los primeros contactos. Según Fernando Osuna, relaciones públicas que se encarga de "cuidar y hacer la estancia agradable" al jurado, "siempre es bueno que se conozcan y reúnan antes de deliberar para romper la frialdad e ir comentando las impresiones".

Aún en proceso de superación de esa primera sensación de cita a ciegas, todos coinciden en una impresión: hay sintonía. "Sospecho que nos entenderemos bien", afirma Carlos Losada. Según Ángel Garcés, "aparentemente hay una sintonía formidable", o como dice Sergio Oksman, "de momento vamos del mismo palo".

Esos "aparentemente" y "de momento" son buenos matices, ya que es curioso comprobar como una breve charla con cada uno de ellos deja latentes las primeras diferencias. "Yo no juzgo los temas si no el cómo el director se ha acercado a ese tema, la forma de hacerlo", dice Oksman. "Yo me fijo en los temas que interesan, no en cómo se han hecho", afirma Álvaro Pardo minutos después.

Sobre el nivel de los trabajos presentados también hay diferentes opiniones. Gonzalo Höhr afirma que es "muy disperso y con muchos picos" mientras que para Ángel Garcés "es muy igual, pocos destacan tanto hacia arriba como hacia abajo".

Pero también hay posturas unánimes entre todos los miembros del jurado, sobre todo al respecto de la especialización de la muestra en el género documental. "Es fundamental y un acierto", asegura Carlos Losada. Para Oksman es "una apuesta arriesgada pero importantísima" y Höhr lo resume como "algo maravilloso".

Todos coinciden también en que esta especialización será lo que permitirá la supervivencia de Alcances durante muchos años. "El festival que no se especializa, termina desapareciendo", sentencia Losada, quien afirma, además, que confía en la continuidad del festival porque "Cádiz es una ciudad que sabe vivir el cine".

Con alguna discreta disidencia, también hay una opinión generalizada sobre el acierto de homenajear al documentalista José Luis López-Linares, de quien Álvaro Pardo afirma que es "de la poca gente en España que ha hecho cosas muy interesantes en el género documental".

Les une su pasión por la imagen, pero toda pasión es un prisma con tantos puntos de vista diferentes posibles, que sólo cabe esperar que el momento de la deliberación no sea el proceso inverso al encuentro. Que las carcajadas no dejen paso a un final gesto serio. Pero, visto lo visto, seguro que no.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios