Alcances

Javier Miranda excava "agujeros de gusano" en la historia del festival

  • El crítico de cine presenta 'Crónicas Alcanceras' esta tarde en el Reina Sofía

El discurrir de los años es lo que tiene. Trampas, análisis. Atajos. Sorpresas. Javier Miranda lo sabe. Por eso el crítico de cine de Diario de Cádiz moldea los cuarenta años de la Muestra Cinematográfica del Atlántico haciendo uso de curiosos puentes espacio-temporales. "Agujeros de gusano", repite en varias ocasiones el autor en Crónicas alcanceras, un libro que se presenta a las siete de la tarde en el Centro Cultural Reina Sofía.

Con motivo del aniversario de Alcances, Miranda se enfrenta a la historia del veterano festival creando nexos entre diferentes épocas, personajes, anécdotas. Para ello, ha estructurado su libro en diferentes bloques. Partes que saltan en el tiempo, no sólo porque se repiten hechos o protagonista sino porque son muestras de una idiosincrasia alcancera que "aún sigue manteniéndose", ha explicado el escritor en más de una ocasión.

Para Miranda hacer historia de Alcances es "un reto". "Muchos gaditanos lo han hecho suyo, y es difícil conseguir material objetivo sobre el evento de la caracola", arguye el autor que se ha acercado a la Muestra de una manera sensible, respetando la vida, la alegría, el humor y el entusiasmo de todas aquellas personas que de una manera u otra han intervenido en la creación y supervivencia de Alcances y, por ende, que aparecen en la obra.

El escritor no olvida al alma mater del festival, el inolvidable Fernando Quiñones al que le dedica un capítulo por entero pues el investigador se ha topado con su nombre durante todo el estudio de los primeros años de la muestra, ya que hizo de todo en el festival, desde fundarlo hasta escribir en prensa.

Crónicas alcanceras continúa con los apartados de las etapas históricas y de los eventos e invitados más destacados que han pasado por la ciudad, con especial atención a la frustrada primera edición y la polémica que generó la suspensión.

Miranda no deja de lado las actividades no cinematográficas de Alcances, desde la época en la que el festival era multidisciplinar hasta ahora, las salas de cine, la cartelería, anécdotas históricas y un capítulo final dedicado al público.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios