Alcances

El perfil humano y profesional de una vida "fascinante y muy movida"

  • Un seminario abierto analiza en dos días la biografía y obra de Cartier-Bresson

Jesús Micó hace las últimas pruebas técnicas dando por finalizados los preparativos del seminario. Unas notas a modo de guión contienen sucintamente todo lo que este fotógrafo gaditano, ahora profesor en Barcelona, tiene que decir sobre Henri Cartier-Bresson. Y es mucho.

Ayer comenzaba, en el centro cultural Reina Sofía, el seminario abierto Cartier-Bresson: el instinto a través de la cámara. Tras recorrer en los últimos meses diferentes provincias españolas, llega a Cádiz dentro de la programación de Alcances. Con una duración de dos días, este encuentro pretende analizar vida y obra del célebre fotógrafo y cofundador de la mítica agencia Magnum.

En la jornada de ayer, Micó dedicó la primera parte a analizar el perfil humano e histórico de Cartier-Bresson, de quien dice tuvo una vida "fascinante y muy movida". En segundo lugar, se realizó una contextualización histórica del momento en que se instauró definitivamente la teoría del instante decisivo de Cartier-Bresson.

Esta teoría hace énfasis en aspectos formales de la imagen del reportaje, buscando la perfección técnica, compositiva y temática. O como decía el propio Cartier-Bresson, recuerda el seminarista, "poner en una misma imagen el ojo, el corazón y el cerebro".

La jornada de hoy del seminario, a las 19.00 horas en el centro Reina Sofía, se centrará en el análisis estilístico de la obra del célebre fotógrafo, "desmenuzando punto por punto su propuesta, a través de extractos de declaraciones suyas y de fragmentos de su obra fílmica", comenta Micó.

Y es que aunque lo más conocido y destacable de Cartier-Bresson sea la fotografía, también se dedicó al género cinematográfico documental y a la pintura, abandonando en algunos periodos la imagen fija. La pintura era para él "la hermana mayor de las artes, paradójicamente por encima de la fotografía", en palabras del seminarista.

Esta tarde se visionarán fragmentos de dos documentales que realizó durante la Guerra Civil española donde, sin embargo, no acudió como fotógrafo. Sus cintas estaba dirigidas a recaudar fondos para los hospitales del bando republicano.

Otro abandono de su faceta de fotógrafo, esta vez involuntario, fue entre los años 1940 y 1943, cuando permaneció preso en manos de los alemanes. Finalmente, logró escapar ya que, según Micó, "era un rebelde".

El profesor de la Universidad Abat Oliba de Barcelona confiesa que se siente especialmente honrado en venir a dar el seminario a Cádiz, puesto que es su tierra y, además, esto le vincula de nuevo a Alcances, donde fue miembro del jurado en 1996, cuando se celebraba la 28 edición.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios