manuel C. becerra GUerrero. secretario general del CR de las IGp Caballa y Melva de Andalucía

"Las IGP de caballa y melva son las únicas que reconoce la UE con producción artesanal"

  • El Consejo Regulador certificó el año pasado 1.500 toneladas de caballa y 600 toneladas de melva, peladas de forma manual y envasadas sin adición de ningún producto químico

Manuel C. Becerra, secretario general del CR de las IGP Caballa y Melva de Andalucía. Manuel C. Becerra, secretario general del CR de las IGP Caballa y Melva de Andalucía.

Manuel C. Becerra, secretario general del CR de las IGP Caballa y Melva de Andalucía.

No se cansa de destacar que las conservas con la IGP Caballa y Melva de Andalucía están realizadas "como las de antaño", y que esto es lo que les da la calidad de los consumidores buscan. En esta entrevista se detallan los entresijos de unos productos únicos por su calidad, que tienen un hueco en los mercados del futuro a base de mantener las tradiciones del pasado.

-¿Qué aporta la IGP a la comercialización de estas conservas?

"En 2016, las empresas del Consejo registraron una facturación conjunta de 17,6 millones de euros"

-Las conservas de las IGP Caballa de Andalucía y Melva de Andalucía son las únicas reconocidas por la Unión Europea que aún conservan el método artesanal de producción, realizándose el pelado de nuestros pescados de forma manual, sin adición de productos químicos, tal y como realizan otras conserveras cuyo pelado se hace químicamente. Por tanto, aporta un producto que conserva todas las características y sabor propio de las conservas de pescado, siendo un alimento sano al conservar niveles óptimos de sal, grasas saturadas y Omega 3.

-¿Hay empresas interesadas en integrarse en estas IGP?

-Por el momento, las cuatro empresas que pertenecen a este Consejo Regulador son las únicas que están dispuestas a cumplir con los estrictos controles de calidad y métodos de producción definidos en el Pliego de Condiciones y aprobado por la Unión Europea, además de los estrictos controles periódicos a los que nuestras fábricas se someten, que las obligan a estar siempre alerta. Son sin avisar y en ellos se controla desde los métodos de producción hasta la especie de pescado que se está utilizando a través de controles genéticos de materias primas. No obstante, este Consejo Regulador está abierto a que cualquier conservera que tenga su centro de producción en Andalucía en las zonas delimitadas por el Pliego de Condiciones y que cumpla con los métodos definidos en el pliego, realice su solicitud según los definido en el Reglamento de Funcionamiento del Consejo Regulador. Estaremos encantados de ayudarles en la tramitación .

-Las IGP Caballa y Melva de Andalucía ha estado en la Seafood Expo Global de Bruselas en el expositor del Ministerio. ¿Qué suponen estas posibilidades de promoción para aumentar las ventas de los productos?

-La asistencia a cualquier feria es siempre importante y aporta valor promocional a las conservas que pertenecen a este Consejo Regulador, porque cuando el cliente conoce la calidad de nuestros productos y los degusta, aprecia la diferencia de calidad con las de nuestra competencia, y podríamos decir que en ese momento lo fidelizamos.

-La IGP está aumentando sus exportaciones. ¿Qué porcentaje de la producción se exporta y a qué países?

-En estos momentos estamos exportando a los países de la UE e incluso fuera de ella, a países como Estados Unidos, Canadá y Australia. De todas formas, nuestro principal cliente es Italia. En la actualidad el volumen de exportación puede estar sobre el 15% de la producción.

-Y en España, ¿a dónde van?

-Dentro de España, a las comunidades autónomas de Andalucía, Madrid, Murcia, y Cataluña, sin olvidar el Levante español como gran consumidor .

-¿Cree que el consumidor conoce que una de las características de estas conservas es que están elaboradas con métodos totalmente artesanales?

-El consumidor, poco a poco, y con el gran esfuerzo de las promociones que se llevan a cabo desde este Consejo Regulador, va siendo conocedor de las bondades de consumir estas conservas. Pueden ser introducidas en los menús de cada uno de los hogares. De hecho, desde el Consejo Regulador se ha editado un recetario con toda una cantidad de recetas fáciles de cocinar. La base de cada plato son nuestras conservas. El consumidor también va conociendo los métodos artesanales de producción, y le puedo asegurar que cuando alguien prueba nuestras conservas no vuelve a probar otras, porque el sabor se ve alterado según el proceso productivo elegido.

-¿Tiene el sector más capacidad de producción o ha tocado techo?

-El sector está limitado por la cantidad de pescado. De hecho, llevamos como dos años en los que la producción de melva de Andalucía se ha visto limitada por la falta de pescado de la calidad que necesitan nuestras fábricas. En cualquier caso, la capacidad productiva de nuestras fábricas podría aumentar más y eso redundaría en la mejora de la economía de los hogares, pues cada una de nuestras fábricas da trabajo a más de 180 mujeres, lo cual es un dato a tener en cuenta. Cualquier actividad que limite que las fábricas tengan pescado para trabajar obliga a reducir el personal de producción, con el efecto que comporta.

-¿Qué tipo de empresas forman el sector?

-Son empresas familiares, con una pequeña estructura administrativa y una amplia mano de obra, principalmente femenina, que es la encargada de pelar el pescado de forma manual; esto es una tradición que se sigue manteniendo. En una fábrica podemos estar hablando de una mano de obra masculina del 15%, frente a un 85% femenina, y nos llena de orgullo contribuir de esta manera a la economía familiar y local.

-Han denunciado que se venden en España conservas procedentes de otros países con menor calidad y que ello les obliga a bajar el precio. ¿Sigue siendo así? ¿Cómo podrían evitarlo?

-Eso no lo hemos denunciado, lo hemos comentado en los foros apropiados. Nuestra filosofía no es decir que los demás son muy malos; eso es un concepto muy pobre de economía y de gestión empresarial. Nuestra filosofía va más por la línea de resaltar las bondades de nuestros productos y procesos productivos. Por ello invertimos toda nuestra vida en descubrirle al consumidor las bondades de nuestros productos: poca sal, alto contenido en Omega 3, y los métodos de producción artesanales.

-¿Conoce y valora el consumidor español la producción española o compra productos extranjeros buscando precio?

-Dentro de la población de consumidores, los encontramos de todo tipo, desde el que compra a precio, pues el valor de la cesta de la compra debe ser proporcional a los ingresos familiares, hasta el que compra cualquiera de las marcas que pertenecen a este Consejo Regulador: Campeador, Campionesa, Conservera de Tarifa, Lola, Marina Real, Pesasur, Piñero y Díaz, Reina del Guadiana, Tarifeña, Tejero y Usisa. Lo que si tenemos claro es que el consumidor valora positivamente nuestras conservas.

-¿Qué cantidad de caballa y de melva se elaboró con esta IGP al cierre de 2016 y que facturación se alcanzó?

-Con respecto a las cantidades de producto certificado por este Consejo Regulador en el año 2016 ha sido un total de 1.500 toneladas de caballa, lo que ha supuesto 10 millones de euros de facturación, y un total de 600 toneladas de melva, con una facturación 7,6 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios